Necesario saber condiciones de vida de las personas: Inevap

Luis Pineda

Medir el bienestar, una alternativa para saber si hay avances en la calidad de vida de las personas

El Instituto de Evaluación de Políticas Públicas del Estado de Durango, Inevap, publicó el policy brief “El bienestar de las personas: Más allá de las mediciones tradicionales para contar con mejores políticas públicas”, que, para saber el grado de bienestar de la sociedad, se requiere evaluar no solo el funcionamiento del sistema económico, sino también el progreso individual y social, así como las condiciones de vida de las personas.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), ha impulsado la iniciativa “Para una vida mejor”, la cual busca que se genere información sobre cómo las personas evalúan ciertos aspectos de su vida y de su persona (bienestar subjetivo), y que esto complemente los indicadores tradicionales como ingresos, educación, salud y  vivienda (bienestar objetivo), con el fin de tener un panorama más amplio del desarrollo de la sociedad.

Ante esta iniciativa, se recomendó a los países miembros de la OCDE generar información de bienestar subjetivo que complementen a los indicadores económicos, en México, el Instituto Nacional de Estadística Geografía (Inegi) desarrolló el instrumento denominado BIARE (contracción de Bienestar Autorreportado), el cual busca producir información sobre los principales aspectos relacionados con el bienestar de los hogares, y su vínculo con las condiciones sociales del entorno.

Ante la creciente importancia que representa el bienestar subjetivo en la formulación de políticas públicas, el Inevap pone a disposición información donde destacan datos, por ejemplo, que el ánimo de los mexicanos, medido a través del indicador de balance anímico que promedia estados de ánimo positivos y negativos, todavía no alcanza los niveles observados antes de la pandemia.

Resalta también que, por género, los hombres duranguenses tienen mayor balance anímico que las mujeres de la entidad para todos los grupos de edad excepto los de 60 y más.

Además, se identifica que la población adulta urbana en los aspectos donde se siente más satisfecha es: con sus relaciones personales, vivienda, y actividad u ocupación y, por el contrario, se siente menos satisfecha con los servicios públicos y la seguridad ciudadana.

A nivel internacional, el bienestar subjetivo comienza a posicionarse como una alternativa para la medición del progreso de los países. En México, Inegi cataloga al bienestar como subjetivo o autorreportado porque no se mide a través de variables monetarias, con umbrales fijados por expertos, sino a través del reporte otorgado por la propia persona acerca de sus propias valoraciones, percepciones y ponderaciones sobre aspectos de la vida que no son captados por los ejercicios estadísticos convencionales.

El informe completo se encuentra en la página de internet del Instituto www.inevap.org.mx.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios