Niño quemado siguen internado en un Hospital de San Luis Potosí

Luis Pineda

Sus papás “viven” prácticamente en la calle, no han recibido ayuda de ningún tipo

En el Hospital General “Dr. Ignacio Morones Prieto”, en San Luis Potosí, aún permanece el niño Félix Campos, de dos años de edad, quien resultara con severas quemaduras en la mayor parte del cuerpo, y quien aún permanece delicado de salud.

Desde su ingreso a la fecha, sus papás han vivido un verdadero “calvario”, según lo narra, la abuelita del infante.

“El niño aún está delicado de salud, le están injertando carnita en su cuerpo y sus papás (mi hijo y mi nuera), andan batallando mucho allá en San Luis Potosí, se están quedando en la calle, no tienen para comer, y la gente los corre, los tratan como si fueran indigentes, allá nadie los quiere ayudar, y de aquí no reciben ayuda”, dijo la señora Guadalupe Flores Cervantes.

Pidió una ayuda para ellos allá, pues afirma que a veces no tienen ni para comer, y que aquí (en Durango), nadie los apoya. Hizo un llamado al gobernador electo para que los apoye, pues para cuando los den de alta, no tienen en donde meter al niño, no tienen donde vivir ellos.

“Después del accidente el gobierno nos ayudó solo con el traslado, ya después ya nada, yo quiero ir con el gobernador Aispuro, o que si nos está escuchando pues que nos ayude, que ayude a los papás del niño, que ayude a construirles un cuartito”.

Mencionó que, su hijo y su nuera mandar pedir dinero para comer, solo que aquí tampoco tienen recursos, viven al día.

“A veces mandar pedir que 100 pesos, 200 pesos, pero pues aquí vivimos al día, los vecinos cooperan con lo que pueden pero ellos allá están batallando mucho, ojalá que alguien nos ayude”.

La señora Guadalupe, comparte un número telefónico para quienes sean gustosos y puedan ayudar con lo que sea. Es el 6183209743.

 

ANTECEDENTES

A mediados del mes de mayo, una casa ubicada sobre la calle Mercurio, de la colonia Sergio Méndez Arceo, se incendió, dos hermanitos de nombres Carlos Daniel y Félix Campos Rodríguez, resultaron con severas quemaduras de primer y segundo grado en la mayor parte del cuerpo, uno de ellos sufrió quemaduras internas.

Tras la valoración médica, se hicieron las gestiones necesarias para trasladar a los menores a San Luis Potosí, en donde a pesar de los esfuerzos de la ciencia médica, Carlos Daniel murió.

Como se menciona, en niño Félix, aún permanece hospitalizado, y su estado de salud es delicado, según sus familiares.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios