“No fue el infarto, a mi hijo lo mataron a golpes policías y familiares de su ex”, acusan familiares de Cristian

Daniela Morales

Padres del hoy fallecido relataron la historia que dista del parte oficial, piden justicia ante el fatal desenlace de lo que aseguran fue una relación tóxica entre Alejandra y su hijo.

“A mi hijo lo mataron los policías municipales con su abuso de poder y tres familiares de su ex pareja que lo golpearon fuertemente”, esta es la historia que relataron los padres de Cristian Torres, acusado el pasado lunes de violencia física en contra de Alejandra y que después de los hechos falleciera, según el parte oficial, de muerte natural por infarto tras vivir una relación tóxica que tuvo un fatal desenlace.

La madrugada del 14 de septiembre más de 20 elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública acudieron en cuatro o cinco patrullas al llamado de auxilio en el fraccionamiento Acereros, se hablaba de un caso de violencia familiar en el domicilio de Alejandra, la ex pareja de Cristian y madre de sus hijos.

La señora Luz Elena Moreno, madre del occiso, relató entre lágrimas que dentro de un cuarto de la casa ubicada en la calle Mina Chacala su hijo fue golpeado por familiares de Alejandra; dos primos y un hermano, que hoy están detenidos y que piden a las autoridades no sean liberados para que se haga justicia.

Precisó que mientras Cristian era golpeado los policías municipales no intervinieron, que incluso participaron en la agresión y le pidieron a la señora no meterse ante la violencia. “A simple vista mi hijo estaba morado, les pregunté porque estaba así, su cráneo estaba levantado”.

Cristian estaba aún con vida luego de ser detenido, sin embargo estuvo desaparecido por un lapso de tiempo, de las 10:45 de la noche a las 0:16 que lo declararon fallecido, jamás llegó a la delegación norte. Fue al IMSS donde fue llevado sin vida, ahí afirman que la subdirectora del Seguro Social les informó que no se trató de una muerte natural, y que no se prestaría a hacer una autopsia con un resultado falso como se lo pidieron los policías.

El dictamen del forense establece que Cristian falleció de causas naturales por infarto, pero ante la inconsistencia del caso la familia ha realizado una segunda necropsia de la cual aún no tienen resultados, pero incluso la señora Luz Elena manifestó de que tratarse de una muerte por infarto al miocardio tuvo que ser provocada por las agresiones, las amenazas y estrés al que fue sometido pues el joven no tenía padecimiento alguno.

Ante lo corrido, la familia de Cristian hace responsables a las autoridades para que puedan dar solución al caso, pero también los hicieron responsables de cualquier cosa que les pueda pasar ante la denuncia pública de los hechos pues aseguran ser blanco de amenazas.

“Mi hijo no era el peor delincuente del país, ni al peor delincuente lo trataron como a mi hijo” expresó el señor Agustín Torres, padre de Cristian, quien pidió no se proteja a los policías implicados ni a los familiares de quien en algún momento fue su nuera.

La señora Luz Elena definió la relación de Cristian y Alejandra como “tóxica”, se veían a escondidas dos o tres veces por semana en el citado domicilio del que luego se habló de una retención contra la voluntad de la joven y agresión con un arma blanca. “Mi hijo fue a darle un dinero, a lo mejor desesperado porque ella no quería volver con el decidió no dejarla salir, quizá para presionarla, mi hijo la amo hasta la muerte, y él me lo dijo, fue un acto desesperado”.

Señaló que luego de la denuncia por violencia Alejandra presenta una lesión en la mano izquierda, “yo creo que eso fue cuando forcejeo” además dijo que la joven salió caminando por su propio pie del lugar de los hechos y que tampoco ha sido operada por algún daño más severo como se había señalado.

“Tuvo el cinismo de ir al sepelio, si hubiera de verdad estado herida ¿para que se presentaba?” esto fue reclamado por el padre del fallecido, el señor Agustín Torres, quien aseguró que Alejandra no tenía ninguna cortada en cuello ni brazos y por eso fue evidenciada en el panteón donde dijo se hizo un zafarrancho.

Pero no solo los padres de Cristian se hicieron escuchar, también vecinos que fueron testigos de los hechos quienes dijeron fe de la brutal agresión que sufrió el joven. “Es imposible que no esté golpeado, lo golpearon los primos de la muchacha y los policías”.

Puedes comentar con Facebook