No queda más que esperar que mejore la situación sanitaria

Juan Carlos Chávez

Ante el regreso a clases presencial obligatorio que decretó del presidente de la República, se espera que para el día último de este mes las condiciones sanitarias mejoren en todo el país, así lo expresó Rosa María Ascencio Orrante, presidente de la Comisión de Educación en el Ayuntamiento de la capital.

Recordó que el subsecretario Hugo López Gatell, subsecretario de Salud en el país ya calificó a la educación como una actividad esencial, por lo que el regreso a las aulas el 30 de agosto es obligatorio, y aunque la regidora dijo no ser una autoridad en materia de educación, hay que ver el desmedido incremento en los contagios que existe hoy en día, ni las escuelas ni los salones son el problema, el problema es la movilidad que existe y que seguramente se  va a duplicar o triplicar con esta disposición del gobierno federal que quiere a los maestros y a los alumnos en los planteles.

Ascencio Orrante consideró que esta acción representa un serio riesgo para la salud de la población en general, faltan poco más de 20 días para que quienes cursan la educación básica se presenten en sus escuelas, lapso en el que tal vez los contagios pueden disminuir, pero no existe una seguridad que esto ocurra, hay que recordar que la educación superior de nueva cuenta inicio clases, pero a distancia, debido a esta tercera ola que se vive.

Finalmente, consideró que las autoridades federales se adelantaron con esta disposición de obligatoriedad, se entiende que regresar a clases de manera presencial ya es una urgencia, pero esto no urge, y a pesar de que el gremio de la educación ha seguido trabajando desde sus casas, pareciera que las autoridades piensan que los maestros no están “desquitando” su pago.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios