Ordenan “ley seca” y limitar movilidad

Daniela Morales Silva

Autoridades estatales instruyen a los ayuntamientos a implementar algunas medidas extremas para mitigar la propagación de contagios del Covid-19, como el restringir la movilidad y la venta de bebidas alcohólicas.

Dichas medidas se suman a las de distanciamiento social y suspensión de actividades no esenciales, establecidas por las autoridades federales.

Como parte de las nuevas medidas sanitarias acordadas en el Pacto de Responsabilidad Social, se pide a los ayuntamientos, entre otras cosas, hacer las modificaciones necesarias para permitir la venta de bebidas alcohólicas únicamente hasta las 10 de la noche de lunes a viernes, los sábados hasta las seis de la tarde y que los domingos no haya.

El secretario general, Adrián Alanís Quiñones, dio a conocer el acuerdo publicado en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado en el que se emiten las medidas sugeridas por el Comité para la Seguridad en la Salud del Estado, que también contempla el prohibir la circulación de vehículos sin placas.

Además se solicita a los gobiernos municipales instalar puntos de revisión vehicular para que después de las 10 de la únicamente se permita la circulación de quienes tengan que trabajar, comprar alimentos o medicamentos o bien por una emergencia, y no para andar paseando.

También se demanda obligar al uso del cubrebocas, a intensificar campañas de promoción de la prevención, así como la revisión del cumplimiento de protocolos de sanidad en establecimientos comerciales y eventos.

Así mismo, se pide el cierre de guarderías durante 15 días a partir del 3 de agosto y que los mercados públicos establezcan horarios y días para la apertura escalonada de locales, así como vigilar que los alimentos se puedan vender hasta las 23:00 horas de lunes a sábado y los domingos hasta las 21:00 horas.

También se insta los 39 ayuntamientos a revisar los mecanismos para la reducción de circulación de transporte público y aplicar las medidas cuando no se respeten los días de circulación.

Se advierte que toda medida de desacato implicara una sanción.

Entre los puntos importantes está también el que las reuniones y celebraciones familiares no deben superar la asistencia de 15 personas con sana distancia.

Alanís Quiñones expresó que a nivel federal hubo una reunión la semana pasada donde se informó a los gobernadores y presidentes municipales que quienes sean omisos a las disposiciones que se están marcando en la emergencia de salud pueden ser sancionados incluso penalmente.

Mencionó que si algún presidente municipal tuviera la instrucción de su cabildo de no cumplir con alguna de estas medidas, eso sería respetado por el Estado al tratarse de un ayuntamiento que dispone.

Además se busca incentivar a la sociedad civil, a las cámaras empresariales a que formen comités de salud para que sirvan de coadyuvantes y generar conciencia sobre la pandemia que no es ningún invento de los gobiernos.

Puedes comentar con Facebook