Padres de familia ya no permiten a sus hijos jugar en calles y parques

Juan Carlos Chávez

Otro de los efectos de la inseguridad es que los padres de familia ya no les permiten a sus hijos jugar en jardines y parques, menos en las calles, lo cual contribuye a la obesidad infantil, así lo señaló Alejandro Villarreal Martínez, director del Hospital Municipal del Niño, quien recordó que Durango es uno de los estados con mayor grado de sobrepeso y obesidad en el país.

Dijo que son varios factores por los que se registran estos índices, además de la comida con alto valor calórico, conocida comúnmente como “comida chatarra”, aunque el término ya no es del agrado de algunos sectores, a lo que hay que agregar la poca movilidad de los menores, ya no se ve como hace algunos a los a niños jugando con sus bicicletas en sus colonias y fraccionamientos, pues el tráfico y la inseguridad impiden que los padres de familia les permitan salir de sus casas, y ni ahí pueden tener actividad física, pues ahora los espacios son muy reducidos.

Villarreal Martínez recordó que las prácticas más comunes desde hace algún tiempo entre los niños, adolescentes y jóvenes es ver televisión, los video juegos, la computadora y los teléfonos celulares, lo que se ha convertido en una adicción muy peligrosa, a lo que hay que agregar que se la pasan comiendo, factor determinante para tener cifras muy altas en padecimientos como la diabetes, enfermedad que ocupa el 10 por ciento de todo el país.

Finalmente, lamentó estas altas cifras de diabéticos en México, al menos son 15 millones de personas en el país, cuatro veces la población de Uruguay o de Costa Rica, y en cuanto al costo de la atención de esta enfermedad, es de 200 mil pesos anuales por paciente, por ello, no hay dinero que alcance.

 

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios