Pega a agrónomos “sequía de apoyos”

A la falta de lluvias en el campo hay que agregarle el nulo apoyo de la Secretaría de Desarrollo Rural para programas, lo cual mantiene en una situación bastante precaria a este sector, así lo denunció Manuel Ríos Herrera, presidente de la Federación Agronómica en Durango.

Recordó que con este son tres años de sequía recurrente en la entidad, y a los agrónomos les tocaron las afectaciones por la eliminación de los programas que aplicaban en el ramo agrícola.

Lamentó que se haya desarticulado la Sader, “cuando es una cabeza de sector”.

“Los recursos y los programas llegaban a la dependencia y se dispersaban para los campesinos, quienes se apoyaban en los agrónomos para su aplicación”.

“Hoy la situación que se vive es crítica, este municipio lleva siete meses sin lluvias, por lo que los agricultores y los ganaderos la están pasando muy mal desde hace tiempo”.

Ríos Herrera insistió en que este panorama arrastra a los agrónomos, ya que, si no hay programas para aplicar en el campo, los profesionistas no tienen trabajo, lo que se viene a sumar a la falta de agua.

“Los agrónomos también son productores y padecen de las mismas carencias, es triste que las políticas públicas del Gobierno federal frenen el desarrollo del campo, cuando es el sector primario de este país y lo que se requiere son alimentos”.

Por último, destacó el apoyo que se ha recibido por parte del Gobierno del Estado.

“El gobernador recorre todo el estado y sabe de lo que se vive en el campo, por lo que busca ayudar en todo lo que se pueda, aunque es necesaria la ayuda del nivel federal, en tanto se buscan estrategias de manera conjunta con la Liga de Comunidades Agrarias para reactivar el campo duranguense”.

Puedes comentar con Facebook