Penetra Covid-19 en el Psiquiátrico

Daniela Morales Silva

Una segunda oleada de contagios de Covid-19 afecta al Hospital de Salud Mental Miguel Vallebueno, lo cual tuvo ya como consecuencia el fallecimiento de un paciente crónico que tenía muchos años viviendo en este lugar, según informó la médico general Gemma Isabel González, encargada del área Covid en el turno matutino de este nosocomio.

“Él era un paciente que siempre andaba activo, que le gustaba caminar, y de repente nos hablan porque lo ven muy tranquilo, que no quería caminar”, señaló.

Contó que lo primero que le revisó fue la saturación de oxígeno, y estaba baja; luego se le hizo la prueba y salió positivo a coronavirus.

El paciente fue trasladado al Hospital Militar del 5 de Mayo debido a que no había espacio ya en el 450, donde posteriormente falleció.

Así mismo, informó que actualmente hay un paciente que requiere oxígeno, y no se lo han podido retirar por la desaturación, pero está controlado en el Hospital Psiquiátrico.

Otro de los pacientes que se contagiaron en este segundo brote necesitó oxígeno la semana pasada, pero ya “anda como si nada”.

La doctora reconoció que hay una complejidad mayor al atender pacientes con Covid-19 y con padecimientos psiquiátricos. Dijo que es un trabajo complicado, pues aunque hay pacientes nobles y tranquilos el problema se da cuando se alteran.

Además señaló que es difícil saber cuándo están enfermos debido a su situación.

A esto se suma que no todos tienen una familia que estén al pendiente de ellos, muchos son pacientes que simplemente llegaron y se han quedado en el hospital.

Expresó que el miedo no es por contagiarse, sino a no saber cómo llevar un caso o incluso contagiar a su familia, aun así persisten las ganas de levantarse todos los días para ir a su trabajo y atender a los pacientes psiquiátricos.

“De toda la ciudadanía ellos son los menos culpables, ellos no tienen el conocimiento de esta enfermedad, las medidas de sanidad para ellos han sido un poco difíciles, eran pacientes que podían andar libremente caminando, salían a pasear y de repente los tuvimos que encerrar”.

Refirió que el encierro ha provocado ansiedad y hasta agresividad en los pacientes al no permitirles salir, pero deben mantenerse de esta forma por su salud.

Puedes comentar con Facebook