Personal militar, en alerta para auxiliar en desastres

Elena Franco

El teniente de Infantería Emilio Legorreta Álvarez, dio a conocer que, como parte del Plan DN-III-E, en las unidades se encuentra una fuerza de reacción permanente con efectivo disponible para actuar ante desastres naturales, lluvias o terremoto.

Esa fuerza de reacción es un equipo del personal militar que desempeña los 365 días del año y las 24 horas para cualquier situación que se genere.

En Durango, debido al número de contingencias presentadas en años anteriores, el Plan DN-III-E se ha aplicado principalmente en lluvias intensas e inundaciones.

“Normalmente estamos preparados en temporada de lluvias, que es cuando más se ha visto afectaciones en este sentido en la ciudad, en los municipios”.

“En base a esa experiencia, el personal se mantiene alerta en temporada de lluvias, no obstante en fechas posteriores”, comentó.

En este tipo de situaciones, personal militar, en coordinación con Protección Civil, se mantiene en recorridos y monitoreo constante de las presas, de las colonias que se tiene conocimiento que son propensas a sufrir una inundación.

“Cuando hay alerta por lluvias intensas, el personal sale a patrullar en las colonias y se informa con el superior sobre la situación en la que se vive, en dado caso que se tenga que apoyar a la población se hace, ayudamos a la gente, apoyamos en la evacuación. Nos empeñamos en proporcionar seguridad a las colonias que se hayan evacuado para evitar actos de rapiña”, expuso.

Cuando el personal militar evacúa a la población de una zona de riesgo, realiza patrullajes constantes hasta que las personas regresen a su domicilio, para prevenir que personas oportunistas les roben, ya que se aprovecha que las viviendas están solas para cometer atracos.

“Al momento de desalojar se puede presentar el caso de personas que no quieren irse, pero afortunadamente cuando se ha aplicado el plan DN-III-E no se han tenido ese tipo de problemas,  ya que las personas se muestran cooperativas”, comentó.

Sin embargo en otros estados se han visto casos más notorios de personas que se resisten irse de sus casas, pese a la contingencia que se vive.

“La función de la Secretaría de la Defensa Nacional es proporcionar esa seguridad y en dado caso de que se presente una situación de riesgo se tiene que evacuar. En Durango la gente coopera por los antecedentes que se tienen de peligro de inundación y acepta irse a un albergue”, indicó.

Durante la evacuación existen personas que ayudan a los mismos militares a resguardarse y a desalojar sus viviendas, pero en contadas ocasiones hay quienes tienen la idea de que el mismo militar tiene que hacer todo.

Para la aplicación del Plan DN-III-E, el personal militar es adiestrado de ese modo, en la cual se le exponen diferentes situaciones para que vean de que forma actuar en beneficio de la seguridad de las personas, sin poner en riesgo su vida. 

Se les indica también los grupos en los que se tienen que organizar para que cada uno sepa que función les corresponde hacer.

“Uno se encarga de dar seguridad, otro se encarga de la búsqueda y rescate, y otro se va a encargar de la evacuación de personas”, agregó.

De ser necesario llegan a realizar rescate vertical con el empleo de aeronaves de la rotativa, adiestramiento que realiza personal más especializado.

“Nuestro principal objetivo es evacuación y seguridad a las áreas afectadas”, comentó

Puedes comentar con Facebook