Piden recursos para atender orfandad por feminicidios

Por Daniela Morales Silva

“Es indispensable que se implemente un registro de huérfanos y huérfanas por feminicidio, con la finalidad de establecer la obligación del gobierno del estado a otorgarles protección, responsabilizándose de su educación, además de brindarles tratamiento psicológico y apoyos necesarios para su adecuado desarrollo hasta la mayoría de edad” señaló la diputada Ofelia Rentería

La diputada Ofelia Rentería Delgadillo presentó la iniciativa de reformas a la Ley de Las Mujeres para una Vida Sin Violencia, para obligar al estado asigne una partida presupuestal para la atención de los menores de edad en estado de orfandad como consecuencia del delito de feminicidio.

Señaló que Durango no es ajeno a la violencia contra las mujeres, las cifras son preocupantes, en dos años se han registrado 13 feminicidios; del total, tres se reportaron en este 2022, mientras que de enero a diciembre del 2021 se abrieron diez carpetas de investigación por el mismo delito.

Indicó que, de acuerdo con la estadística de incidencia delictiva municipal del fuero común, publicada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los hechos violentos del año pasado tuvieron lugar en seis municipios, entre ellos Durango, Lerdo, Guadalupe Victoria, Mezquital y Santiago Papasquiaro.

Para tal efecto, dijo, es indispensable que se implemente un registro de huérfanos y huérfanas por feminicidio, con la finalidad de establecer la obligación del gobierno del estado a otorgarles protección, responsabilizándose de su educación, además de brindarles tratamiento psicológico y apoyos necesarios para su adecuado desarrollo hasta la mayoría de edad

“Es importante que estas niñas y niños puedan regresar a una vida estable, ya sea con la familia extendida o con una adopción, poniendo siempre primero el interés superior de la niña y/o el niño, o en su caso, con el programa de familia de acogida para evitar el ingreso a instituciones” expresó.

Aseguró que, de esta manera, el recurso económico designado servirá para la atención de sus necesidades básicas de alimentación, educativa, atención psicológica y/o apoyos necesarios para su adecuado desarrollo hasta la mayoría de edad.

Así mismo, refirió que la muerte violenta de las mujeres por razones de género, tipificada en nuestro sistema penal como feminicidio, es la forma más extrema de violencia contra la mujer.

La violencia contra las mujeres tiene su origen en la desigualdad de género, es decir, en la posición de subordinación, marginalidad y riesgo en el cual éstas se encuentran respecto de los hombres.

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios