Presentan pruebas de corrupción en sindicato municipal

Una denuncia penal por homicidio en grado de tentativa y amenazas, se sumó a la serie de acusaciones que trabajadores municipales hacen contra Alicia García Valenzuela, y presentaron documentos, con los que se estarían probando actos como nepotismo, uso de recursos públicos para beneficio personal y otros cometidos por la ex dirigente del Sindicato Único de Trabajadores Municipales.

Intento de homicidio

Ante medios de comunicación presentaron copia de la denuncia interpuesta ante la Fiscalía general del  Estado por parte de la trabajadora María Edith García García, quien narró que fue víctima de un atentando, cuando en días pasados intentaron atropellarla con un vehículo que era conducido por Alejandrina García Valenzuela, hermana de “Lichita”. Asegura que fue amenazada y que teme por su vida por lo que hacer responsables de cualquier agresión a Alicia García así como a sus familiares y cómplices.

Nepotismo

Para acreditar el nepotismo, entre otros documentos mostraron el oficio con el que se dio de alta de manera irregular a la hija de Alicia García, de nombre Melanie, a pesar de ser menor de edad y con un sueldo de 548.11 pesos diarios; pero además entra como comisionada al sindicato, sin que se presente a trabajar en ninguna área.

Caso similar con el alta de su esposo, Héctor Manuel Sánchez Barraza, quien ingresa en sustitución de un trabajador fallecido y se le asignan todas las percepciones, compensaciones y apoyo sindical que tenía el fallecido. La plaza sería heredable, aseguran para familiares del finado, pero se la dieron al esposo de la líder el cual tampoco realiza ningún trabajo a cambio del sueldo que recibe.

 

Uso ilícito de recursos

También mostraron una lista de personas que cobran como trabajadores del municipio, supuestamente comisionados al sindicato pero en realidad están asignados a la CATEM y algunos de ellos como empleados de negocios de Alicia García o en su domicilio particular.

Según la lista, son siete personas “comisionadas” trabajado los negocios de cocina, dos más como trabajadoras en su casa y otra como su estilista.

Se señala a ocho familiares y allegados, que cobran en el municipio, se justifican como comisionados al sindicato pero que en realidad no desempeñan ninguna función según acusan.

Dieron a conocer que la documentación mostrada fue obtenida con base en solicitudes de información mediante la Ley de Transparencia, y entre los documentos se incluyen recibos de pago al esposo, dos de sus hijos, tres hermanas, dos cuñados y tres empleados de sus negocios.

 

Falsos fallecimientos

Como el gobierno municipal paga una cantidad de dinero por cada trabajador o familiar directo fallecido, han inventado fallecimientos, para cobrar el apoyo. Como ejemplo señalaron los casos de los trabajadores Gamaliel Ochoa y Efrén Castañeda, de quienes reportaron el supuesto fallecimiento de sus padres y cobraron el recurso.

 

“Gestoría” para familiares

Otros recursos presuntamente desviados, corresponden a los apoyos para gestoría y medicamentos, de los cuales mostraron documentos oficiales en los que se consigan cantidades entregadas por 12 mil 15 mil, 18 mil y 20 mil pesos, a familiares de la ex dirigente.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios