Recibe Faustino palio arzobispal

Staff

Después de intentos pospuestos por motivo de la pandemia de Covid-19, monseñor Faustino Armendáriz Jiménez recibió este lunes el palio arzobispal por manos del nuncio apostólico en México, Franco Coppola, en solemne celebración eucarística que se llevó a cabo en la Catedral Basílica Menor de Durango.

El arzobispo de Durango compara la experiencia de esta pandemia con los momentos de persecución religiosa de los primeros siglos y los momentos de persecución por abogar por la libertad religiosa en 1926, cuando fueron asesinados tantos mártires perseguidos por el hecho de profesar la fe católica.

“Hoy es una pandemia, pero también es un reto que no nos puede dejar con los brazos cruzados; un desafío y una emergencia sanitaria donde tenemos la responsabilidad de cuidarnos y cuidar a los demás, siguiendo los protocolos y coadyuvar con la autoridad civil; tratar de exhortar a nuestro pueblo a cuidarse y tratar de salvaguardar su vida”, expresó.

“Lo más importante es que miremos el horizonte con la esperanza de que un día vamos a salir de esto. No sabemos cuándo y no será cuando nosotros queramos. Sin embargo, el Papa, de manera clara, nos ha dicho que después de esta crisis tenemos que salir mejores, no peores, no con amargura, no quejándonos del pasado, ni de la historia, sino afrontarnos los retos, porque ahora es la pandemia, pero después vendrán más retos”.

Finalmente, Faustino Armendáriz consideró que uno de los desafíos de esta pandemia es la ideología de género que golpea los valores de las familias y afectan a los procesos evangelizadores.

Puedes comentar con Facebook