Recibió Jorge segunda oportunidad para vivir, gracias a trasplante renal

Su cuñado le donó el riñón que necesitaba y el trasplante se hizo en el IMSS Durango

Jorge “N” recordó la difícil situación que vivió hace cinco años, cuando en el 2016 recibió el diagnóstico de insuficiencia renal crónica, donde desafortunadamente su vida comenzó a cambiar, ya que se presentaron situaciones tristes y complejas por el deterioro de su salud.

Fue hasta el 27 de marzo de este año que gracias a un acto de amor incondicional, con la generosidad de su cuñado, que recibió el tan esperado trasplante de riñón que cambiaría su futuro y le permitiría recuperar la salud, el optimismo y las ganas de continuar, dentro del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Jorge de 33 años recordó que siempre había sido una persona optimista, activa, dinámica e inquieta; sin embargo, su salud no era del todo buena, padecía dolores de cabeza muy severos, hasta que el 15 de abril del año 2016, una noche tuvo gran dificultad para dormir, se sentía realmente mal y su presión arterial estaba muy elevada, derivado de ello tuvo que acudir al Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del IMSS, donde recibió tratamiento para controlar la situación, pero también un diagnóstico que lo marcaría.

Insuficiencia Renal Crónica, en etapa 5, con función renal menor al 10% e hipertensión arterial crónica fue el informe médico que recibió y por lo que tuvo que iniciar un tratamiento de soporte de vida llamado hemodiálisis, consumo de múltiples medicamentos y también el deterioro de diversas funciones de su cuerpo.

La coordinadora Hospitalaria de Donación de Órganos y Tejidos con Fines de Trasplante, Dra. Marcela Ibarra Aguirre, compartió que en el caso de Jorge, fue muy bonito el acercamiento de su cuñado, Francisco “N”, quien le preguntó por las posibilidades y requerimientos para poder ser donador vivo y con ello salvarle la vida.

Jorge nunca va a olvidar la manera en la que su cuñado, Francisco, se acercó a él: “mi donador llegó como un ángel, un milagro, en una comida familiar me preguntó por mi salud y yo creí que estaba soñando, porque sus palabras fueron las más hermosas que he escuchado hasta el día de hoy ‘no te preocupes Jorge, yo seré tu donador’”.

La doctora Marcela expresó que el proceso para el trasplante fue complejo, pues el protocolo se realizó en un periodo de dos años y seis meses, retrasado incluso por la pandemia por Covid-19

Se tuvo que estabilizar lo mejor posible la salud de Jorge, ya que estaba en condiciones muy delicadas. Se llevaron a cabo múltiples estudios para verificar la compatibilidad y también monitoreo permanente del estado físico de Francisco, quien sería el donante.

Una vez concluidos los protocolos que se aplican en el HGZ No. 1, se hizo el envío a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 71, en Torreón, Coahuila, en donde un equipo multidisciplinario de cirujanos le realizaron tanto a él como al donador, estudios más profundos de histocompatibilidad para, en medida de lo posible, asegurar el éxito del trasplante.

Fue el 27 de marzo de este año, cuando fueron sometidos a cirugía, Jorge y Francisco, quienes tuvieron la fortuna de salir en excelentes condiciones, la cirugía de trasplante fue exitosa y aunque venían etapas complejas como la recuperación y rehabilitación, ya se sentía la esperanza, la victoria al consolidar la cirugía que le permitió a Jorge aferrarse a la vida.

La doctora Ibarra, quien da seguimiento y acompañamiento al tratamiento, destacó que es muy importante que los pacientes trasplantados sigan cuidándose estrictamente.

“En el IMSS estamos muy al pendiente de la salud de nuestros derechohabientes con trasplante, ellos llevan un seguimiento de por vida con medicamentos especializados, como inmunosupresores y de la especialidad, en este caso Nefrología, para monitorear la función del riñón”, detalló.

Actualmente, Jorge tiene seis meses de haber sido trasplantado, lleva un estilo de vida saludable, cuida mucho su salud física, pero también de salud emocional, pues dice que antes de recibir la donación de riñón, su estado de ánimo no era bueno, había perdido las ganas de hacer tantas cosas, hasta las que más le gustaban, y ahora disfruta cada momento pero también se ha puesto como meta el compartir su historia, su vivencia.

Jorge aprovechó para enviar un mensaje: “perdamos todo temor, la palabra amor está devaluada, hoy en día podemos demostrar el amor que sobrepasa toda barrera de tiempo y espacio, el dar vida por nuestros amigos o incluso por alguien que no conocemos. Yo invito a que todas las personas se sumen a decir sí a la donación”, concluyó Jorge.

Actualmente, los protocolos para el estudio del donador y receptor, se llevan en un período de aproximadamente 6 meses, para mejorar la atención a los pacientes que lo requieren.

Y por último es importante recordar que cualquier persona que así lo desee puede ser donador voluntario de órganos y tejidos, para ello se le invita a consultar la página de internet del Centro Nacional de Trasplantes: https://www.gob.mx/cenatra o visitar la página del IMSS en la liga: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos donde podrán registrarse.


Puedes comentar con Facebook
Anuncios