Reportan más de 600 intentos de extorsión

Solo en el 7% de los casos acuden a interponer denuncia.

Daniela Morales Silva

La Secretaría de Seguridad Pública, a través de la Policía Estatal y su Unidad Cibernética, exhorta a la ciudadanía a estar alertas y no caer en las diversas variantes de extorsión a través de llamadas telefónicas.

La Policía Cibernética informó que, de enero a junio del presente año, el número de denuncia anónima 089 ha recibido 648 reportes de intentos de extorsión, de los que sólo el siete por ciento acudió a interponer una denuncia formal, ya que a través de un engaño los hicieron depositar cierta cantidad de dinero.

Con la finalidad de que la sociedad esté enterada del tipo de engaños que utilizan los delincuentes, para que en caso de recibir una llamada de esta naturaleza descubra que es una extorsión y cuelgue, la Unidad Cibernética presenta una serie variantes detectadas.

El primero lo ubican como “Un familiar en apuros”, que es cuando el delincuente se hace pasar por un integrante de la familia de la víctima y le pide que le deposite cierta cantidad de dinero porque tiene un problema (por lo general dice ser un pariente de Estados Unidos).

Otra intento de extorsión es cuando el delincuente dice que trabaja en una empresa de servicio y le asegura a la víctima que ha ganado un premio por alguna compra que realizó, pero que necesita que deposite una cantidad de dinero antes para poder mandárselo hasta su domicilio.

El tercero es cuando el extorsionador se hace pasar por el comandante de un grupo delictivo y exige dinero a cambio de no hacerle daño a su familia o de brindarle algún tipo de protección. Por lo general las llamadas provienen de número con lada de otros estados, y se realizan desde centros penitenciarios.

El cuarto es cuando los delincuentes dicen que son ejecutivos de un banco y le preguntan a la víctima que si en ese momento acaba de realizar una compra con su tarjeta de crédito, y esta, al responder que no, le piden su número de cuenta y datos personales para supuestamente cancelarle la compra que no realizó, sin embargo, ya con la información obtenida “vacían” la tarjeta.

Otra modalidad es cuando los delincuentes se comunican con la víctima y ponen al teléfono un supuesto niño llorando que se hace pasar por su hijo, pidiendo que deposite cierta cantidad de dinero porque lo tienen secuestrado.

También los extorsionadores se comunican a las empresas haciéndose pasar por el gerente o contador de la misma, o hasta por el mismo dueño, pidiéndole a un empleado que le deposite una cantidad de dinero porque en ese momento tiene que hacer un pago o se encuentra en un problema.

La Secretaría de Seguridad Pública pone a disposición el número de emergencias 911 y el de denuncia anónima 089, para que en caso de recibir una llamada sospechosa en la que le piden depositar dinero, se comunique de inmediato para recibir asesoría.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios