Riesgo en manejo de “basura Covid”

Daniela Morales Silva

La pandemia del Covid-19 trajo consigo el aumento de desechos sanitarios como cubrebocas y guantes quirúrgicos, así como geles y toallitas desinfectantes. En México, hasta el pasado 8 de junio, se estima que 7.5 toneladas de basura de este tipo fueron abandonadas o mal manejadas.

En las calles de Durango no ha sido la excepción, pues esta “nueva” basura se suma a las bolsas y botellas de plástico que muchos tiran ante la falta de cultura de depositar los residuos donde se debe.

El director de Servicios Públicos Municipales, Jorge Pérez Romero, indicó que el personal que maneja los “carritos” en barrido manual tiene la instrucción de no tocar nada del material, vaciarlo al contenedor y avisar al supervisor de la presencia de estos desechos.

Enfatizó que el llamado a los ciudadanos es que todos los productos de higiene por el Covid-19 vayan dentro de las bolsas de basura que contienen el papel sanitario que se desecha, de esta manera, al llegar a la planta de transferencia los pepenadores no abren las bolsas para que se vayan directo a las bandas de traslado, y de ahí al relleno sanitario.

Manifestó que es necesario que los duranguenses ayuden, pues es frecuente encontrar entre la basura las mascarillas que se usan como protección y terminan poniendo en riesgo a pepenadores así como a los trabajadores de Red Ambiental y de la propia Dirección de Servicios Públicos.

Señaló que hay seguridad para los trabajadores de limpia, y se les ha brindado capacitación en el uso de gel antibacterial, además de que se han rehabilitado los baños en la planta de transferencia, lugar donde podría tenerse el foco de infección en un determinado momento por el mal manejo de este tipo de productos.

Pérez Romero puntualizó que en pro del cuidado del medio ambiente también se hace el exhorto a que no se utilizan cubrebocas desechables y de plástico, sino que adquieran los que son lavables, para no estar desperdiciando de manera frecuente.

Por su parte, Blanca Estela Luna Gualito, directora de los Servicios de Salud, indicó que los cubrebocas y guantes que utiliza la población en general deben ser depositados directamente a la basura, haciendo la separación de orgánico e inorgánico, dejándolos en este último.

Señaló que debido a que no todos en la población son positivos en Covid-19 no resulta un problema el que se vayan estos residuos a la basura común.

Indicó que en el caso de los pacientes confirmados se mantienen cuidados especiales, están aislados en su domicilio o en los hospitales.

Sin embargo, al estar en la etapa de transmisión comunitaria, comentó que no se sabe quién pueda estar contagiado, dado a que hay personas positivas asintomáticas.

“Hacer buen uso del cubrebocas y tirarlo en el depósito de basura”.

Manifestó que es importante es que no terminen en la calle estos desechos para no generar contaminación.

Incluso está la posibilidad de usar mascarillas lavables para no contaminar.

“Hay que tirar los cubrebocas en el bote de la basura, en la calle hay depósitos para orgánicos e inorgánicos”. 

Mencionó que la normatividad que se tiene es única y exclusivamente para la norma 087 para el sector salud donde se maneja residuo peligroso-biológico-infeccioso. En los hospitales se tienen medidas restringidas, se cuenta con una empresa para la recolección de todos estos desechos.

“Solamente se considera un residuo peligroso-biológico-infeccioso el que esté en contacto directamente con un paciente ya confirmado positivo de Covid-19”.

Puedes comentar con Facebook