Se disparan reportes por maltrato infantil

Luis Pineda

Debido al confinamiento ocasionado por la pandemia del Covid-19, los casos de maltrato infantil se fueron incrementaron.

El director de Seguridad Pública Municipal, Antonio Bracho Marrufo, comentó que diariamente reciben y atienden reportes de este tipo.

“Diariamente nos encontramos con este tipo de situaciones, tenemos un departamento de Trabajo Social, que es el encargado en este tema”.

“Se da tanto en niños que nos los encontramos deambulando sobre la vía pública solos, y estamos hablando de infantes de cinco o seis años de edad, los elementos los ubican, los traen a Trabajo Social, se comienza a investigar quiénes son los padres, se les llama, y luego se le da el seguimiento con las instancias correspondientes”, dijo Bracho Marrufo.

Agregó que los médicos de la DMSP les hacen un chequeo para verificar el estado en el que se encuentran, además de que se realiza una investigación por parte de la Unidad de Atención a la Violencia de Género.

Precisó que no en todos los casos hay maltrato, sin embargo, se les da el seguimiento puntual.

Cabe recordar que el maltrato infantil no es solo físico, sino que se presenta en formas distintas, como la omisión de cuidados, el maltrato psicológico, además de mandarlos a la calle a trabajar, entre otros.

ESTADÍSTICAS

Por su parte, la directora de DIF Municipal, Sandra Corral Quiroga, comentó que durante el 2020 se recibieron casi 200 reportes, señalando que hubo un incremento en comparación al año anterior.

“Lo que tenemos es el reporte del año 2020, de cómo llegaron a DIF municipal, las consecuencias del confinamiento y todo lo que se incrementó por esta causa la violencia intrafamiliar y que dentro de ésta, pues van los casos de maltrato infantil”.

“En el 2020 recibimos aproximadamente 190 familias. Este porcentaje tenía ya un incremento de un 25 por ciento con respecto al 2019”, dijo Corral Quiroga.

Reconoció que dicha cifra corresponde a DIF Municipal, pues muchos otros reportes se hacen a otras instancias como DIF Estatal, Programa Esmeralda, Seguridad Pública, por lo que “el tema de maltrato infantil en todas sus modalidades es preocupante”.

Comentó que, de los casi 200 reportes, 67 casos fueron reales, es decir, se pudo comprobar que hubo algún tipo de abuso en contra de menores, mientras que en los otros casos se hizo un apercibimiento a los padres.

“De estos casos, lo más importante es reguardar y garantizar los derechos de los niños al vivir en familia, entonces en algunos casos pudimos lograr que en la misma familia ampliada o extensa se hiciera responsable en el tratamiento psicológico de la persona violenta, de quien ejerce la violencia en el hogar, por lo que no siempre se determina quitar un menor a su familia por este tipo de casos, y es que la primera oportunidad es llevarlos a una terapia psicológica y que les permita recuperar la estabilidad”.

NIÑOS EN LA CALLE

En torno a que, debido a la falta de clases presenciales se ha notado a niños en la calle, ya sea trabajando o realizando alguna otra actividad, la directora del DIF Municipal dijo que ellos lo que hacen es advertir a los padres  sobre el posible delito de omisión de cuidados en el que están incurriendo, porque al exponer a un niño al trabajo infantil, se le expone a cualquier tipo de riesgo, a algún atropellamiento, a que alguien se lo lleve, a un accidente al hacer sus malabares.

“Sin embargo, me parece oportuno comentar que lo que sí se ha incrementado mucho es la presencia de familias de otros estados aquí en la ciudad”.

“Acabo de tener contacto con la directora general del DIF municipal de Chihuahua, porque tenemos algunas familias tarahumaras establecidas aquí que tienen aproximadamente 12 niños que sacan todos los días a pedir dinero en la calle”.

En este caso, precisó que dichas familias ya fueron apercibidas por la delegada de la Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes, sin embargo, consideró que lo ideal es que regresen a sus comunidades y que las autoridades de aquel estado se hagan responsables de que esos niños estén o vivan en las mejores condiciones.

“Hemos tratado ya de disminuir esa parte haciendo operativos en conjunto con Protección Civil, con la Dirección Municipal de Seguridad Pública, con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con respecto a los niños que normalmente ya sabemos que están en calle y que hemos detectado a lo largo de este tiempo”.

Precisó que, derivado de este problema, se acaba de firmar un convenio con la Secretaría del Trabajo en el Estado, para que no solamente se les aperciba del problema o del riesgo al que exponen a sus hijos al mandarlos a la calle a trabajar, sino que se les ofrezca una alternativa para sobrevivir, ya que en muchas ocasiones el pretexto es la falta de ingresos.

“La Secretaría del Trabajo, muy amablemente, aceptó firmar con nosotros un convenio para trabajar en conjunto y al mismo tiempo que retiremos a los niños de calle o de los centros comerciales les ofrezcamos a sus padres con alternativa de empleo con la bolsa de trabajo que tiene la Secretaría”.

“Ya habíamos logrado disminuir como un 30 por ciento la presencia de niños en las calles, sin embargo, a partir de las fiestas navideñas se volvió a incrementar, que fue cuando llegaron muchas personas de otros estados”.

“Hago un exhorto a los ciudadanos, porque el hecho de que los niños estén en la calle es porque sigue siendo un negocio”.

“Los niños corren un riesgo todos los días, pero si les seguimos dando dinero difícilmente nosotros podremos tener eficacia en las acciones que estamos haciendo, entonces la invitación a los ciudadanos es que no les den dinero a los niños, porque ellos no son el conducto de llevar dinero a sus familias”.

DIF Municipal mantuvo operativo de apercibimiento a personas que desempeñen actividades urbano marginales en la vía pública, por lo que se retiró a 13 menores de Chihuahua y tres más de la colonia Felipe Ángeles. Sus padres fueron apercibidos por la delegada de la Procuraduría de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes, Eida Lizbeth Valdez Zaffa. 

Estos recorridos se realizan a fin de evitar que se use a infantes como instrumento de lucro, siendo la mayoría de los detectados en calle de Chihuahua y de distintas etnias del sur del país. 

Cabe mencionar que, en compañía de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, se acudió a la colonia Francisco Zarco, en donde viven bajo el mismo techo tres familias con 13 infantes de chihuahua, así como a la colonia Felipe Ángeles, en donde también se apercibió a los padres de tres menores que se dedican a la venta de pan.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios