Se fueron los incendios, pero quedaron las plagas en el bosque

Juan Carlos Chávez

Son 260 mil hectáreas de bosque las que resultaron afectadas por los siniestros en este 2021 así lo señaló Raúl Barraza Armstrong, dirigente de la Confederación de Productores Forestales, detalló que aproximadamente un 30 por ciento de esta superficie es de arbolado adulto y renuevo, lo demás correspondió a pastizales y hojarasca, no obstante, el problema de las plagas aún prevalece.

Celebró que, con la temporada de lluvias, los incendios forestales hayan cesado, sin embargo, el daño está hecho, ahora hay que empezar a trabajar para reforestar las áreas afectadas y que poco a poco todo vuelva a la normalidad, se espera que las precipitaciones pluviales continúen Durante los próximos meses, ya que los terrenos se encontraban bastante secos, lo cual provocó otros problemas a los productores del bosque.

Barraza Armstrong explicó que otras de las consecuencias de la falta de humedad en los terrenos boscosos son el brote de las plagas, entre estas, la del gusano barrenador, la cual por fortuna no se alcanzó a dispersar como en otras ocasiones en las  que grandes extensiones resultaron afectadas, ahora se focalizó en la región de Otinapa y del Tecuán, problema que ya se atiende a través del comité de sanidad en el estado,  debido a la urgencia ya se tomaron las primeras acciones y se espera que en una semanas esto quede controlado por completo.

Finalmente, el dirigente forestal dio a conocer que al menos 500 hectáreas están afectadas con la plaga del gusano barrenador, aunque se encuentra bastante dispersa, por lo que se espera acabar con ella de una manera rápida, se puede considerar que esto no es grave todavía, pero no se puede dejar que el problema crezca, de ahí que los propietarios del bosque trabajen de manera coordinada con el comité de sanidad para acabar con la plaga.

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios