Se reflejan fiestas patrias en aumento de contagios

Daniela Morales Silva

Durango está ya en color amarillo del semáforo epidemiológico, por lo que el secretario de Salud, Sergio González Romero, puntualizó que este cambio no indica libertad, pues el riesgo existirá mientras esté la pandemia del Covid-19.

Manifestó que si la ciudadanía baja la guardia no habrá sector que tolere la indisciplina que se genera.

Debido a que entre el sábado y domingo se registraron más de 260 casos confirmados, el titular de la SSD refirió que esto es reflejo de las fiestas patrias.

“Nosotros entrevistamos a los que se han contagiado y la mayoría es porque tuvo una reunión de 10 a 15 días antes, eso es lo que no han entendido muchas personas”.

Reconoció que hay ciudadanos responsables, a quienes agradeció que cumplan las medidas sanitarias, pues de esta manera no ha colapsado el sistema de salud, sin embargo, indicó que de continuar la dinámica de no hacer caso o tomar las cosas a la ligera entonces se tendrán graves problemas, sobre todo porque se suma la influenza y las infecciones propias del invierno.

González Romero mencionó que la ocupación en todo el sector salud no rebasa el 42 por ciento, lo que da una cierta tranquilidad, pero refirió que se puede tener esta cifra y en media hora hay hasta siete ingresos por institución, “por eso es muy importante que la gente tenga consciencia que la solución somos todos, no es un solo sector”.

Apuntó que el personal médico es finito y no se tienen a manos llenas para disponer de ellos, además que tampoco se debe abusar de ellos, pues son seres humanos que están en agotamiento ante tanto trabajo que tienen, no solo en el área Covid, sino en todo lo hospitalario.

El secretario dio a conocer que han regresado mil 300 trabajadores que se habían retirado por ser vulnerables ante el Covid-19; estarán en los hospitales y centros de salud, pero no estarán frente a las áreas Covid.

Por esto, dijo, contrataron cerca de 800 trabajadores de la salud a través del Gobierno del Estado para poder compensar en algo la deficiencia de personal que se tiene en las 275 unidades que componen el sector salud.

“Mucha gente no entendió, desde que estábamos en rojo no creía y cuando bajamos a naranja menos creyó, y se liberó la sana distancia a nivel nacional, pensaron que se había acabado el problema, pero este sigue”.

Puedes comentar con Facebook