Será inevitable que el gobierno no deje deudas

Juan Carlos Chávez

Con los recortes presupuestales que ha aplicado el gobierno federal al estado, será inevitable no dejar deudas, así lo manifestó el gobernador del estado José Rosas Aispuro, dijo que actualmente no hay un solo gobierno que no enfrente deuda, recordó que el recibió la administración con dos mil 200 millones de pesos de déficit para cerrar el 2016, y va ser imposible no dejar pendientes.

Reconoció que existe una presión muy alta en lo que se refiere al gasto, lo cual obedece a la disminución de los recursos  que se dio entre el mes de julio y  agosto, cantidad que llega a los 784 millones de pesos debido al ajuste cuatrimestral que hace la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ya que se toma en cuenta la disminución en la recaudación federal participable, lo que afecta esta distribución para los estados, en ocasiones esta recaudación ha  sido a la alza, lamentablemente en esta ocasión fue a la baba, precisamente en el cierre de su administración.

Aispuro Torres explicó que de participaciones federales se reciben entre 850 y 900 millones de pesos, de lo que hay que pagar 680 millones en salarios, por lo que esta disminución ha generado una situación bastante complicada que se puede ver, tal como sucedió con los alcaldes que exigen sus participaciones, algo que ya se platicó con el secretario de Finanzas, por lo que se espera que a finales de este mes se les puedan hacer llegar.

Finalmente, el mandatario estatal recordó que en su sexenio le ha tocado vivir momentos muy difíciles, entre estos, más de dos años de pandemia, la disminución de la actividad económica que se traduce en menos ingresos para el gobierno, así como los constantes recortes en el presupuesto, sin embargo, no hay que olvidar lo que se avanzó en el rubro de la salud, en la recuperación de empleo, en el promedio de escolaridad,  la obra pública y algo muy importante, el clima de seguridad que gozan los duranguenses.

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios