Sí habrá Grito… pero sin gritos

Daniela Morales Silva

Debido a la pandemia del Covid-19, y por primera vez en la historia de Durango, no habrá un evento masivo para celebrar el Grito de Independencia, por lo que será virtual, encabezada por el gobernador José Rosas Aispuro Torres.

El subsecretario general de Gobierno, José Luis López Ibáñez, señaló que se debe realizar este festejo con responsabilidad y disfrutarlo en esta ocasión desde los hogares.

Por eso, este 15 de septiembre, sin un evento masivo, como se hacía en otros años y en el cual se reunían miles de duranguenses en la plaza IV Centenario, la celebración se transmitirá en los canales locales a partir de las 21:30 horas con la presentación de artistas locales, que llevarán a cabo el espectáculo en uno de los patios del Museo Francisco Villa,  siguiendo las medidas de sanidad.

Con la intención de guardar la sana distancia, en un balcón del Museo Francisco Villa estará el gobernador junto a su esposa Elvira Barrantes de Aispuro y el comandante de la Décima Zona Militar, Jesús Arévalo Espinoza, mientras que en otro estará el presidente municipal Jorge Salum del Palacio y los representantes de los poderes Legislativo y Judicial, así como el secretario general de Gobierno, Héctor Flores Ávalos.

“El gobernador saldrá al balcón principal del Museo Francisco Villa y desde ahí llevará a cabo el Grito de Independencia ante una plaza vacía”.

Las calles del Centro Histórico estarán cerradas desde las cuatro de la tarde del martes 15 de septiembre, desde avenida 20 de Noviembre a Pino Suárez y de Hidalgo hasta Victoria; no se permitirá el acceso a nadie, incluyendo vendedores.

No habrá verbena ni fuegos artificiales

Mario Garza Escobosa, secretario del Ayuntamiento, mencionó que la decisión de las autoridades fue realizar el acto del Grito de Independencia pero esta vez no de manera masiva, sino televisado en canales locales para darle cobertura.

Puntualizó que las plazas y calles aledañas serán cerradas para que no haya acumulación de gente y evitar así los contagios de Covid-19.

De esta manera indicó que este 2020 no habrá tampoco verbena como tradicionalmente se llevaba a cabo, donde cerca de 150 comerciantes se establecían en el primer cuadro de la ciudad.

Comentó que se busca evitar la movilidad de la ciudadanía hacia las plazas IV Centenario y de Armas, y precisamente para eso no se tendrá espectáculo de pirotecnia.

Covid-19, la primera pandemia que evita festejo masivo

El cronista de la ciudad, Javier Guerrero Romero, consideró que es buena la medida de que este año no se tenga un evento masivo para evitar contagios de Covid-19.

Dijo que es importante que este acto no se haya suspendido, pues uno de los elementos que se necesitan en estos momentos es el sentido de pertenencia y fortalecer el de identidad nacional, así como el orgullo de sentirse mexicano.

Mencionó que a lo largo de la historia de Durango el Grito de Independencia se ha celebrado prácticamente de manera regular.

Dijo que ha habido epidemias graves en el periodo de 1824 a la fecha, sin embargo ninguna había coincidido en sus momentos críticos con el 15 de septiembre, por lo que hasta ahora no habían sido factor para suspender o modificar la celebración.

Indicó que las epidemias muy largas, las que duraron muchos años y evidentemente coincidieron con algún Grito de Independencia, no impidieron que se realizaran, porque la forma de contagio no era similar a la que se tiene por Covid-19. Por ejemplo, refirió que la pandemia por la “tifo”, que duró siete años, tenía un medio trasmisor diferente, no representaba riesgos de aumentar contagios.

El cronista recordó que solamente en una ocasión se ha suspendido el Grito en Durango, pero no tuvo que ver con una epidemia, sino por un golpe de estado en 1929.

Puedes comentar con Facebook