Siguen muriendo reses por falta de agua y alimento

Juan Carlos Chávez

Es necesario que los ganaderos corten la oreja de los animales que mueran para dar de baja el arete del Sistema Nacional de Identificación Individual del Ganado (SINIIGA), de esta manera se va a tener una idea más clara de las afectaciones que se tienen por la falta de agua y alimento, así lo dio a conocer Rogelio Soto Ochoa, dirigente de la Unión Ganadera Regional en Durango.

Ante los números que maneja el dirigente estatal de la CNC, Pedro Silerio García, quien asegura que, al menos, son 30 mil las reses que han muerto en los últimos meses. El presidente de esta Unión consideró que tendrá una manera de recaudar los datos, sin embargo, él da cuenta solo de cinco mil 500 cabezas de ganado en todo el estado, y seguramente, conforme transcurran los días, esto se va a incrementar.

En cuanto a los apoyos gubernamentales, Soto Ochoa agradeció el esfuerzo que hace la autoridad estatal por tratar de ayudar a los productores de la entidad, inclusive a los representantes del Instituto Nacional Electoral, quienes han permitido que se realicen estas entregas a pesar de que se vive una época electoral. Aunque este tema es muy aparte de la elección, lo que se busca es salvar al mayor numero de animales hasta que de inicio la temporada de lluvias.

Por último, señaló que esta crisis se vive prácticamente en toda la entidad, inclusive en zonas en las que tradicionalmente nunca se había presentado la contingencia, como lo es la serrana; hoy ya están incluidos en la petición de apoyos, por ello, la Unión Ganadera continúa llevando el suplemento alimenticio a los lugares en donde más falta hace, tal es el caso de la zona del semidesierto y la parte norte del estado.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios