Temen restauranteros por un retroceso en el semáforo sanitario

Juan Carlos Chávez

Pasar al semáforo naranja sería un duro golpe para los restauranteros, bajar al amarillo ya representó pérdidas, por lo que otro escalón los afectaría aún más, así lo señaló Miguel Camacho Herrera, dirigente de la Canirac, dijo que esta nueva cepa que les “pega” principalmente a los jóvenes y a los niños ha provocado un decremento en los comensales desde hace algunas semanas.

Recordó que, según el reporte de las autoridades, los contagios se han disparado de manera considerable, por lo que la gente ya se empezó a guardar en sus hogares, ya no salen en familia a desayunar o a comer, la baja en las ventas cayó hasta en un 30 por ciento, ahora, ante la posibilidad de que el viernes se anuncie que se cambia a semáforo naranja, se puede tener una caída de otro 20 por ciento.

Camacho Herrera consideró que los padres de familia ya toman precauciones con sus hijos, pues se sabe que cada vez son mas casos de niños y adolescentes contagiados con este virus, algo que no había sucedido con anterioridad, por lo que exhortó a la población en general a que, por este mes de agosto se redoblen los protocolos y se refuercen las medidas sanitarias ya conocidas por todos, si cada quien hace lo que le corresponde, esta tercera ola pasará al igual que las otras dos.

Por último, el dirigente de los restauranteros dio a conocer que se tiene un dialogo permanente con el gobernador del estado y con el secretario de Salud y con el alcalde para determinar que más se puede hacer en lo que se refiere a la prevención, esto ante el inminente cambio de semáforo, la intención es seguir trabajando de manera coordinada para tratar de obtener mejores resultados.

 

 

 

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios