Trayectoria | María Nicolasa Hernández Medrano

Elena Franco

María Nicolasa Hernández Medrano, nació el 10 de septiembre de 1980,  en la comunidad de San Manuel en el municipio de San Dimas, en donde estudió hasta la telesecundaria, posteriormente estudió enfermería general, en el Instituto Universitario Metropolitano, al finalizar comenzó a trabajar, para  realizar prepa abierta.

Pero por cuestiones personales no pudo realizar la universidad a los 18 años , sin embargo, para ser un ejemplo para sus dos hijos sin importarle la edad decidió continuar los estudios de educación superior en línea en la ENO ( Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia) de la UNAM ( Universidad Autónoma de México ), la cual  finalizó más tarde en 2018.

“Fue muy difícil, porque ya es casa, son hijos, trabajo, tenía que salir fuera. Fue pesado pero se logró “ dijo.

Ella fue motivada a estudiar enfermería a causa de que una amiga de su papá tenía esa profesión, la cual desde muy pequeña siempre le llamó la atención, incluso una amiga de su abuela que era enfermera  jubilada la incentivó y orientó sobre las bondades de ser enfermera.

Uno de los retos que tuvo que enfrentar fue el económico, ya que al iniciar la profesión al no tener una base, no disponía de un sueldo fijo, pero poco a poco logró entrar al equipo del Hospital Dr. Santiago Ramón y Cajal del ISSSTE.

Pero por vocación siempre buscaba un segundo trabajo con pacientes particulares para complementar la situación económica, pero a causa de la emergencia sanitaria postuló para formar parte de la Unidad Operativa de Hospitalización ubicada en el 62 batallón de infantería en donde ha trabajado desde mayo del 2020 para la atención de pacientes Covid-19.

“Lo que más me ha marcado es lo que he vivido en el área Covid-19, ya que un paciente de una enfermedad común nos ve sin el equipo de protección y tienen interacción con su familiar e igual los particulares. Pero en el paciente Covid-19 si siento que para ellos es más difícil porque entra una persona, luego otra como si se tratara de la misma, porque un equipo no sabe ni quien es, pero con el tiempo nos distinguen con la voz” dijo.

De las historias más impactantes que ha tenido es en ayudar a un paciente a que pudiera hacer una llamada con sus familiares, pero al día siguiente falleció, días después recibió un mensaje de la hija de su paciente agradeciéndole que le permitiera hablar con él una vez más.

El hecho de ayudar, a pesar de ya haber tenido Covid-19, es lo que la mueve a seguir al frente de la línea de batalla.

Puedes comentar con Facebook
Total
28
Shares
Related Posts