Trayectoria | Silvia Pérez Tapia

La Mayor Médico Cirujano Silvia Pérez Tapia, nació el 3 de febrero 1978 en Villa Nicolás Romero, Estado de México, en donde realizó su educación básica, posteriormente al ingresar en el Colegio de Bachilleres, optó por estudiar medicina.

Decidió entrar en 1996 a la Escuela Médico Militar, perteneciente a la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea en la Ciudad de México, en un primer intento no logra entrar a la carrera, pero le ofrecen la oportunidad de estudiar Técnico Superior en Enfermería Militar en la misma universidad.

Posteriormente vuelve a concursar en 2002 para cursar la carrera de Médico Militar, donde pudo ingresar. Finalizando realizó su internado en el que hizo diversas rotaciones en el área médica, para después ir a la Escuela Militar de Graduado de Sanidad para la obtención de la Maestría en Salud Pública.

En 2012 laboró durante dos años en el Hospital Militar de Especialidades Médicas en Monterrey, desempeñándose como jefa en el área de Salud Pública en medicina preventiva. Después fue trasladada al Hospital Militar de Zona en Apatzingán.

En 2018 llega como salubrista y jefa de servicio de medicina preventiva al estado de Durango en el Hospital 5 de mayo, además de ejercer funciones de médico general y de atender a sus compañeros militares  que tiene lesiones de arma de fuego por enfrentamientos, lesiones por accidentes que son propios de las actividades militares, embarazadas, etc.

Ahora con la conversión de los hospitales han priorizado la atención a pacientes con Covid-19.

Enfermedad a la cual ya tenía una capacitación previa a principios de año, además de tener la experiencia en los protocolos y trabajos preventivos por el posible brote de ébola, el cuál afortunadamente no se presentó en el país. Acciones que pudo llevar a la práctica para evitar el riesgo de contagio al interior de su hogar, por Covid-19.

Sin embargo el caso que más le ha marcado es cuando le tocó atender a un compañero militar de alrededor de 30 años con disnea, ya que la estadística del virus Sarvs-Cov2 señala que las personas que presentan alguna morbilidad o son de la tercera edad son a los que presentarán el mayor grado de complicaciones durante el desarrollo de la enfermedad, en el que se percata que nadie está exento de contagiarse.

Pese a ello ha desempeñado con empatía su vocación por la medicina al frente de la primera línea de atención al Covid-19.

Puedes comentar con Facebook