Un graduado más en justicia terapéutica

Juan Carlos Chávez

Una persona más cumplió con el tiempo de tratamiento señalado por el juez de Control especializado en la materia responsable del Programa Justicia Terapéutica creado para las personas que han cometido un delito bajo los influjos de alguna droga, información que proporcionó el departamento de Comunicación Social en el Poder Judicial.

A través de la Justicia Terapéutica, personas en proceso penal acusadas de delitos no catalogados como graves, tienen la posibilidad de cumplir con las condiciones impuesta por un juzgador facultado y expedito a imponer medidas alternas al cumplirse diversos requisitos previstos en el Código Nacional de Procedimientos Penales, mediante una suspensión condicional del proceso a prueba.

En lo que va del año, suman ya tres las personas que han concluido satisfactoriamente su tratamiento, el cual consiste a asistir a terapia contra las adicciones, esto bajo la coordinación de personal especializado de la Fiscalía General, la Secretaría de Salud, el Poder Judicial, y bajo vigilancia de la Dirección de Ejecución de Penas de la Secretaría de Seguridad Pública.

En México, Durango es pionero en Justicia Terapéutica, programa dirigido por el Juez de Control, José Ricardo Castro Romero, quien, por la especialización alcanzada, brinda capacitación a jueces, agentes del ministerio público, abogados defensores, personal de vigilancia de la Secretaría de Seguridad Pública y a psicólogos de la Secretaría de Salud en diversas entidades del país.

La persona que concluyó su tratamiento, fue procesada por cometer el delito de lesiones, pero aceptó su adhesión al programa en el cual, uno de los principales requisitos es el ingreso voluntario, al concluir su tratamiento, la causa penal se sobresee y con ello concluye el proceso, con el beneficio de haber tratado las adicciones que fueron un detonante para cometer el delito por el cual fue procesado.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios