“Un infierno vivir con coronavirus”

Daniela Morales Silva

“Es un infierno”, así describió la maestra Martha González al Covid-19 luego de recuperarse de esta enfermedad, la cual, agregó, es muy dolorosa, “algo que deja marcada de por vida a las personas”.

Además no solo estuvo contagiada ella, sino también su esposo, quien también se ha recuperado.

Esto, dijo, es un milagro, pues es una persona con problemas de salud y edad avanzada.

“Yo que lo viví puedo dar fe de que esto es algo muy malo, muy feo, mi esposo tuvo que ser llevado al hospital, yo me quede en casa enferma y sola”.

Manifestó que ella y su esposo son el ejemplo de que se puede salir de la enfermedad, pero mucho mejor es ni siquiera entrar al virus.

A través de una videollamada con el gobernador José Rosas Aispuro Torres, la maestra Martha puntualizó en la importancia de que todos en Durango entiendan que el Covid-19 es real, y que la situación es seria, para que no anden en las calles.

“Es una situación que te separa de tu familia, y la familia sufre mucho”.

Y es que ahora, ya recuperada, piensa en cuántas personas están “formadas” para entrar al infierno del Covid-19 y no lo saben.

“No hay como quedarse en casa, tenemos que hacer consciencia”.

Habló también de los ataques que recibió luego de hacer público que era una de las pacientes confirmadas con Covid-19. Dijo entender que esto se da por miedo.

Refirió que ella anduvo por su fraccionamiento pues no sabía que era portadora del virus y así le puede suceder a muchas personas, cuestión con la que el gobernador coincidió al señalar que hay personas asintomáticas y que sin saberlo están contagiando a los demás.

El mandatario estatal destacó que tanto la maestra Martha como su esposo son el mejor ejemplo para que el resto de la sociedad haga consciencia de que no es una leyenda ni un mito, que el Covid-19 es real y es un virus letal, donde, si no hay cuidados pasará lo que en otras partes del mundo e incluso del país donde se ha elevado el número de fallecidos.

Antes de finalizar la llamada, la maestra agradeció al gobernador que estuviera atento de la evolución de la enfermedad.

“Dios nos ayudó y ustedes hicieron la parte que les correspondía, eso fue lo que hizo que ustedes hoy estén nuevamente con su familia y la sociedad de Durango”, expresó Aispuro Torres.

Puedes comentar con Facebook