Varía servicio de agua según estaciones del año

Durante el año, los trabajos de mantenimiento correctivo al equipamiento hidráulico guardan un ritmo constante según la temporada, en el que principalmente se atienden dos problemas básicos: En primavera y verano, la escasez de agua, o correctamente dicho, la baja presión en el servicio del agua, y en otoño e invierno el aumento de fugas en las redes debido al incremento de presión en las tuberías.

Así lo dio a conocer en entrevista, Rodolfo Corrujedo Carrillo, director de Aguas del Municipio de Durango, quien agregó, que aunque se tiene conocimiento de esta dinámica, el ajustar la programación de atención, disposición de recursos y la modificación de tiempos y movimientos, no siempre significa la satisfacción total a la demanda ciudadana, puesto que la exigencia que implica la instalación y/o renovación de infraestructura es siempre superior a la capacidad económica a la que actualmente posee el organismo, sin mencionar la limitada cantidad de agua a la que se tiene acceso anualmente por parte de la federación.

Informar acerca de esta situación, adquiere importancia a favor de la compresión y cooperación por parte de los usuarios, puesto que ellos son los principales monitores de los servicios y es por ellos que la atención oportuna de problemas puede ser cada vez más eficiente y económica, especialmente en la reparación de fugas, dado el desperdicio del vital líquido que implican.

Al respecto agregó, que, durante la temporada de bajas temperaturas, la demanda de agua proporcionalmente es menor, ya que el uso del líquido se restringe al aseo personal y doméstico, y disminuye directamente su demanda con el propósito de mitigar la sensación de calor y sed.

“Esta situación la conocemos con claridad y con casi un acierto estadístico, gracias al registro de reportes recibidos por Aguas del Municipio de Durango, los que nos indican que, para las estaciones de otoño e invierno, pasaremos de los reportes por baja presión, a la aparición de fugas por la disminución natural que hace la ciudadanía en el uso del vital líquido”. Explica Corrujedo Carrillo.

Y concluyó haciendo un exhorto especial a la ciudadanía, el de reducir el uso innecesario del agua potable, “Debemos comprender que el 100 por ciento del agua extraída y distribuida a la población, es toda la que está disponible, es un error pensar que en el organismo somos discrecionales en el reparto del servicio. Si se presenta baja presión del servicio en algunas calles, se debe principalmente al desigual consumo de agua por parte de la población, en la que unos usuarios consumen mucha agua y otros simplemente ya no alcanzan”.

Puedes comentar con Facebook