Verdes vs celestes: la batalla del aborto

Religiosos y feministas defienden sus posturas
 
Daniela Morales Silva
 
Desde hace años que en Durango se mantiene la discusión sobre la despenalización del aborto; grupos pro vida, identificados con el color celeste, y colectivas pro aborto, que usan pañuelos y mantas verdes, han enfrentado sus ideas en más de una ocasión.
Ante el cambio de legislatura en el Congreso del Estado y la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el tema volvió a tomar auge, e incluso, luego de un par de semanas de instalados los nuevos diputados, ya se presentó una iniciativa por parte del Grupo Parlamentario de Morena que busca la despenalización y legalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación.
Mientras tanto, la Iglesia ha reiterado su postura a favor de la vida, por ello el Padre Noé Soto, vocero de la Arquidiócesis de Durango, manifestó que todo aquello que atente contra la vida, desde el momento de su concepción hasta la muerte natural, va en contra de la doctrina católica y en contra del ser humano.
Manifestó que no se trata solo de hablar de una doctrina, sino de la promoción del ser humano, pues eso es lo que busca la Iglesia.
“La Iglesia busca que el hombre se salve, y todo aquello que contribuya a la salvación es lo que nosotros queremos promocionar y defender”.
En este caso, dijo, el derecho a la vida es el primero de los derechos humanos, y especialmente debe protegerse a las personas indefensas que se encuentran en el seno materno.
“La opinión de la Iglesia es siempre a favor de la vida, y en este sentido, en contra del aborto”, expresó.
Ante las manifestaciones a favor que se han registrado en Durango, pidiendo que la religión quede de lado en este tema, el sacerdote argumentó que no se está solo frente a un tema político, sino que es un tema que toca a la humanidad entera, y la religión es parte de, por lo que tiene algo que aportar y decir desde la defensa del ser humano.
“La religión no es solamente un acto litúrgico, no es solamente una celebración ni algo de culto, la religión tiene que ver en la promoción del ser humano y la defensa de los pobres, en ese caso de los niños, eso siempre estará en la agenda de la Iglesia Católica, por eso podemos hablar de estos temas, no son ajenos, tenemos que defender”.
Puedes comentar con Facebook
Anuncios