10 estados en amarillo y tres en naranja por covid-19 la primera semana del 2022

México arrancó el 2022 con 10 estados en semáforo epidemiológico amarillo, tres en naranja y sólo 19 en color verde, según informó la Secretaría de Salud.

En comparación con las últimas dos semanas, Coahuila, Yucatán, Quintana Roo, Sinaloa, Durango y Zacatecas pasaron de semáforo verde a semáforo amarillo. Los estados que se mantuvieron en color amarillo fueron Aguascalientes, Sonora y Baja California, mientras que Chihuahua pasó de amarillo a naranja. Baja California Sur y Tamaulipas fueron los únicos que pasaron de semáforo verde, es decir, riesgo bajo, a semáforo naranja, de riesgo alto.

Semáforo epidemiológico por estados

  • En verde: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Nuevo León,  San Luis Potosí, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Estado de México, Nayarit, Ciudad de México, Michoacán, Jalisco, Querétaro, Morelos, Tabasco, Campeche, Colima y Guanajuato.
  • En amarillo: Baja California,  Aguascalientes, Sonora, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Colima, Yucatán y Quintana Roo.
  • En naranja: Chihuahua, Baja California Sur y Tamaulipas.

¿Cuáles son las recomendaciones de acuerdo con el semáforo?

Según información de la Secretaría de Salud, a diferencia de las dos primeras olas epidémicas en el país, la relación de crecimiento de las curvas de casos, hospitalizaciones y defunciones se modificó y la velocidad del crecimiento de las curvas es diferente.

“Bajo estas consideraciones, se evaluó la metodología del semáforo de riesgo epidémico para una nueva calibración de los indicadores. Las modificaciones se hicieron en: puntos de corte de ocho de ellos, ponderación, y umbrales de puntaje total de la estimación de riesgo epidémico”, explica el documento de la Secretaría. 

En la estimación del semáforo, se reasignaron los rangos de cada nivel de riesgo, por lo que ahora el puntaje total “se distribuye homogéneamente”.

La mitad del puntaje abarca los niveles de menor riesgo (bajo y moderado) y la otra mitad abarca los niveles de mayor riesgo (alto y extremo).   De esta forma, en conjunto con los cambios en los puntos de corte de los indicadores, se espera que, bajo condiciones de actividad viral potencialmente endémica, las entidades transiten entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo, y que pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria.

 

Fuente: Milenio

Puedes comentar con Facebook
Anuncios