Abusó de batidos proteicos, ¡murió!

A sus 25 años de edad, terminó con su vida tras el abuso de batidos proteicos y complementos alimenticios, mismos que alteraron su ciclo de urea.

Es la historia de Meegan Hefford, una joven que se obsesionó por su estado físico. El exceso de consumo de proteínas en su dieta ocasionó que con el tiempo su cuerpo ya no pudiera desechar toxinas, por lo que una gran acumulación de amoniaco en la sangre se presentó.

Éste viajó por su torrente sanguíneo hasta llegar su cerebro, causando el daño irreparable por el que Meegan perdió la vida.

Trasciende que desde los 18 años, cuando tuvo a su primer hijo, Meegan comenzó una vida fitness donde poco a poco el ejercicio se convirtió en una prioridad. Testigos y familiares indican que pasaba los fines de semana y las noches en el gimnasio.

Puedes comentar con Facebook