Construyen en Mazatlán el acuario más grande de Latinoamérica

Mariano Cervantes

Para el mes de octubre de este año está prevista la apertura del que será el acuario más grande de Latinoamérica, un espacio que será orgullo nacional y está en la etapa final de su construcción en Mazatlán Sinaloa.

La empresa Kingu Mexicana, desarrolladora del proyecto, hizo una presentación destacando que sus objetivos principales serán la investigación, la educación y la divulgación del conocimiento, y que ello se llevará a cabo a través de un importante Centro de Investigación de Vida Marina y una Fundación, quienes estarán vinculados con organismos internacionales que trabajan en la preservación y cuidado de los mares. 

En un recorrido por las instalaciones, el director del proyecto Guillermo Zerecero mostró los enormes espacios donde se albergará vida marina, áreas para la investigación, la educación y la divulgación.

$1,400 millones en APP

La obra se ejecuta mediante el esquema de Asociación Público-Privada, en la que aportaron recursos el gobierno federal, el gobierno de Sinaloa e inversión privada con una inversión inicial de mil 400 millones de pesos y en el que trabajan 27 empresas locales, 6 internacionales y 34 nacionales.

Proyecto enorme

Las dimensiones del proyecto son de tal magnitud que se están empleando 150 toneladas de acrílicos para las peceras de grandes dimensiones en las que se tendrán 4.1 millones de litros de agua, además de otros 200 millones de litros en un lago exterior.

El terreno consta de 50 mil metros cuadrados con 17 mil 320 metros de construcción en primera etapa, para 19 salas de exhibición y 4 patios exteriores.

La moderna obra sin embargo, ha sido diseñada para mimetizarse con el entorno, para generar una impresión de armonía con la naturaleza y permanencia a través del tiempo, incluso el concreto utilizado en toda la construcción fue pensado, planeado, y producido por Cemex con una tonalidad específica para la imagen diseñada.

La construcción se sostiene sobre 370 pilas de cimentación de 22 metros de profundidad; se emplearon 20 mil 165 toneladas de concreto; dos mil 297 toneladas de acero, 126 toneladas de estructura metálica, más de 150 kilómetros de tuberías.

Además de sofisticados sistemas de iluminación, tratamiento de agua y clima en todas las instalaciones.

Experiencia única

La experiencia del acuario está planeada para que los visitantes se sumerjan en el origen de la vida y puedan emerger, al tiempo que conocen las especies que habitan en el océano; podrán ver de cerca desde medusas hasta tiburones, e incluso contará con espacios interactivos donde se podrán tocar algunos ejemplares así como observarlos desde debajo de las enormes peceras.

Se contará con un domo auditorio donde se proyectarán películas propias de la vida marina y el entorno es el Parque Central de Mazatlán, donde se construyen avenidas, museos, áreas recreativas y todo a unos pasos del Malecón.

Educación

El proyecto, se dijo, va más allá de una exhibición de especies, pues tiene fundamentalmente el esfuerzo en la investigación y se basa en cuatro líneas o ejes principales: bienestar animal; resiliencia y cambio climático; salud de los océanos y economía azul y, océano inspirador y fascinante.

Dentro de los compromisos adquiridos está el poner esta experiencia al alcance de los niños especialmente en las comunidades y zonas marginadas, a quienes se trasladará en los propios camiones del acuario y se les hará partícipes de la experiencia completamente gratis. Serán mil niños cada mes durante los 30 años que dura el acuerdo de la APP.

Para todo esto están trabajando con biólogos e investigadores de la UNAM, el CIAD y CONACYT, supervisados por la Fundación Ocean Wise, de Vancouver Canadá, quien es el asesor biológico y de diseño y equipamiento del nuevo acuario de Mazatlán.

Nuevo ícono

En el marco del Tianguis Turístico Digital celebrado en Mazatlán, el Secretario Federal de Turismo Miguel Torruco Marqués visitó la obra acompañado del gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz y el inversionista principal Ernesto Coppel Kelly. Ahí coincidieron en que el acuario será uno de los principales atractivos de México para el turismo de todo el mundo y un nuevo ícono que representará a Mazatlán.

Empresas de nivel global

La construcción está a cargo de MEPROSA Desarrollos de Sinaloa; la arquitectura es de Tatiana Bilbao Estudio, de México; la ingeniería la desarrolla SENER de México y España mientras que los equipos de soporte de vida son proporcionados por MAT de Turquía; la iluminación y el aire acondicionado por CITELUM de Francia; los acrílicos para las peceras son elaborados, transportados e instalados por Nippura de Japón y, los cristales templados y aluminios por Plabesa de Portugal.

Puedes comentar con Facebook