Cubrebocas desechable tarda 450 años en degradarse

El Departamento de Medio Ambiente Marino de Bélgica informó que una gran cantidad de cubrebocas desechables terminan en el mar, los cuales tardan hasta 450 años en degradarse.

Sin embargo, los expertos de Salud Pública que atienden la pandemia de Covid-19, expresaron que los cubrebocas son un medio para evitar la propagación de la enfermedad, sin embargo, comienzan a ser un problema ecológico.

La dependencia belga apuntó que los cubrebocas desechables podrían tardar hasta 450 años en descomponerse, mientras que los pequeños fragmentos de plástico que contienen nunca desaparecerán por completo.

Los organismos de cuidado ambiental han reportado un aumento de cubrebocas, guantes y botellas plásticas de productos desinfectantes de manos en las playas y mares, debido a la emergencia sanitaria que se ha registrado en el mundo.

Vincent Van Quickenborne, ministro del Mar del Norte, argumentó que el riesgo no solo es para la vida marina, pues las micropartículas que las componen también pueden terminar en nuestra comida.

Puedes comentar con Facebook