El mexicano que inventó los Cheetos Flamin’ Hot

Los Cheetos Flamin’ Hot, podrían ser considerados los más populares en cuenta a frituras, debido a su sabor picante, que ha provocado que otros productos también utilicen la versión Flamin’, como los Doritos y los Crujitos.

Pero la historia tras estas frituras que son parte de la empresa Frito-Lay, subsidiaria de PepsiCo, inicia con Richard Montañez, un mexicano que trabajaba como conserje en la compañía, los inventó tras ver como preparaban un elote.

Richard nació en California, pero al ser hijo de mexicanos, ganó doble nacionalidad, inició su trabajo como conserje en la planta de producción de Frito-Lay ubicada en Rancho Cucamonga, en 1976.

El hombre comentó que un día mientras estaba en su trabajo en la fábrica, encontró varios Cheetos sin la cobertura naranja, pero en lugar de tirarlos, decidió experimentar con ellos, ya que tras ver el modo de preparación de un elote, tenía la idea de que el producto podría saber mejor con un toque de picante.

Tras crear sus Cheetos con chile, se los dió a probar a sus compañeros de trabajo, quienes quedaron encantados con la creación, y tras ver las respuestas favorables de sus amigos, decidió dar el siguiente paso, se reunió con el presidente de la empresa Roger Enrico, para mostrar sus frituras picantes.

El empresario quedó fascinado con la nueva versión de su producto, que lo que no tardó en comercializarse con el nombre de Cheetos Flamin’ Hot.

Posteriormente Richard dejó su puesto como personal de limpieza y escaló hasta convertirse en vicepresidente de Ventas multiculturales y promociones comunitarias de Frito-Lay.

La historia de Richard se convirtió viras, tras conocer que la productora cinematográfica Fox Searchlight está desarrollando una película sobre su vida, la cual llevará por título Flamin’ Hot.

Puedes comentar con Facebook