En el Senado, compran camioneta vieja y la pagan como nueva

Un total de 40 millones 508 mil 600 pesos pagó el Senado de la República por una camioneta que debía ser modelo 2019, pero que en realidad era de febrero 2018.

Ante ello, la Auditoría Superior de la Federación solicitó al Senado castigar a los funcionarios involucrados.  

Y es que detalló que se compró una camioneta vieja como nueva, y con tal acción beneficiaron a un proveedor y adjudicaron un contrato de seguro de bienes inmuebles sin contar con los compromisos jurídicos para cada una de las partes.

La compra se realizó a la empresa Sistemas Digitales en Audio y Video SA de CV; el responsable de esa compra, vía licitación pública, fue la Dirección General del Canal del Congreso.

La intención era usarla como unidad móvil del Canal del Congreso. Fue en 2018 que el Canal del Congreso solicitó la compra de una camioneta Sprinter Mercedes Benz Cargo Van Extra Larga Básica, cuando aunque se solicitó un análisis detallado del por qué esa camioneta era la mejor opción, éste no se entregó.

El proveedor que ganó la licitación emitida para tal compra entregó la camioneta en los tiempos estipulados, sin embargo se detectó que irregularidad en la factura de la unidad, pues no correspondía a la fecha.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios