Encuentran el “talón de Aquiles” del Covid-19

Siguen en marcha las diversas investigaciones para dar con una cura para el coronavirus, que tantas muertes ha dejado ya a lo largo del mundo. Al respecto, se dio a conocer lo que sería un gran adelanto, y es que el matemático y experto en sistemas complejos de la Fundación ARAID de la Universidad de Zaragoza, Ernesto Estrada, ha descubierto un talón de Aquiles del Covid-19.

Según se detalló, él decidió centrarse en encontrar objetivos dentro del virus para que nuevos fármacos ataquen. Por su trabajo previo, sabía que la principal proteasa del virus, una enzima encargada del procesamiento proteolítico de las poliproteínas, es un objetivo excelente.

Expresó que cuando él y sus colegas descubrieron un aumento drástico en la sensibilidad de la proteasa principal del coronavirus a pequeñas perturbaciones, les hizo sospechar que los inhibidores tienen un papel que desempeñar en cómo matar al virus.

Los inhibidores son moléculas orgánicas, medicamentos o nuevos compuestos químicos que se unen al sitio de unión de una proteasa para inhibir su trabajo. Un virus morirá sin una enzima proteolítica que trabaje para él.

“Me di cuenta que los químicos ya habían encontrado algunos inhibidores potentes de la proteasa principal del SARS-CoV-2, y que habían resuelto la estructura de esta proteína a través de la cristalografía de rayos X –recuerda–. Fue impactante ver que esta proteasa es muy similar a la del coronavirus SARS, que produjo la epidemia de 2003, SARS-CoV-1”.

Encontraron varias estructuras de la proteasa principal de SARS CoV-1 y SARS CoV-2 que estaban limpias, lo que significa que no contienen mutaciones, ligandos o solventes dentro de sus estructuras. Transformaron su estructura en redes de residuos de proteínas.

El enfoque del grupo se puede utilizar para protocolos de detección masivos para identificar inhibidores potentes de la proteasa principal del SARS-CoV-2 y, en consecuencia, para el desarrollo de nuevos fármacos para matarlo.

Puedes comentar con Facebook