Ernesto Zedillo reconoce fracaso en su política de drogas

El expresidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, reconoció que la política de drogas durante su administración era determinada por lo que llamó la “inercia institucional” y por lo que se había acordado con otros países sobre la materia en foros internacionales.

Expresó que durante su gobierno hubo un cambio en el manejo en la atención a una política de las drogas, pero con ello, no lograron realizar ningún cambio.

El exmandatario mencionó, “como presidente de México, soy el primero en reconocer que cuando se discutía los varios aspectos de la política de drogas, la fuerza motriz de nuestras discusiones era básicamente la inercia institucional, la inercia de las prácticas que se habían seguido, la inercia de lo que habíamos acordado con otros países en esa materia, a través de foros que llevaron a la concreción de tres convenciones internacionales”.

Zedillo comentó en la clausura del diplomado Política de Drogas, Salud y Derechos Humanos 2021, impartido por el Centro de Investigación y Docencia Económica, en la que participó con el tema “Guerra contra las drogas: fracaso institucional y causante de una tragedia humana”, que a diferencia de hace 40 años, actualmente sí se tienen las pruebas suficientes para comprobar “que la estrategia basada en la prohibición de las drogas, es una estrategia incuestionablemente fracasada”, debido a que dentro de sus consecuencia están la pérdida de vidas, el daño a la salud en las personas, el daño a la vida de las personas que indirectamente se han visto afectadas en esta lucha.

Luego de exponer un análisis sobre la estrategia contra las drogas, reconoció que durante la década de los 90 no se trabajó en visualizar las graves consecuencia que traería consigo la lucha contra las drogas, las cuales afirmó, se presentaron a partir del año 2005.

Antes de concluir su participación, Zedillo fue cuestionado del por qué es difícil realizar cambios en la política de drogas, a pesar de reconocer errores en ella, a lo que señaló que parte de ello se debe a presiones internacionales y a la continuidad de llevar una política prohibicionista.

Añadiendo que, “uno llega al poder público para satisfacer a cualquier costo a la opinión pública, uno llega al poder público para hacer un servicio público,  y ver por el interés de la ciudadanía en general”.

Puedes comentar con Facebook