EU aprueba ensayos humanos con chip cerebrales

Una empresa dedicada a la fabricación de un implante interfaz cerebro-computadora (BCI, por sus siglas en inglés), recibió el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para realizar un ensayo clínico con pacientes humanos.

La empresa Synchron planea iniciar un estudio de viabilidad temprana de su implante Stendrode a finales de este año en el Hospital Mount Sinai, en Nueva York.

En estas pruebas, seis sujetos se encargarán de evaluar la “seguridad y eficacia del dispositivo en pacientes con parálisis severa”.

La compañía recibió luz verde de la FDA por delante de competidores como Elon Musk, quien tiene metas similares a través de su firma Neuralink.

Sin embargo, antes de que Synchron pueda vender BCI comercialmente, al menos en los Estados Unidos, deben demostrar que los dispositivos funcionan y son seguros.

Cabe destacar que Estados Unidos no es el único país que realiza este tipo en ensayos, pues en Australia, se está llevando a cabo otro ensayo clínico de Stentrode. Cuatro pacientes recibieron el implante, que se está utilizando “para la transferencia de datos desde la corteza motora para controlar dispositivos digitales”.

Datos publicados por Journal of Neuro Interventional Surgery, dos de los pacientes australianos lograron controlar una computadora con sus pensamientos. Completaron tareas relacionadas con el trabajo, enviaron mensajes de texto y correos electrónicos y realizaron operaciones bancarias y compras en línea.

Se necesitan alrededor de dos horas para implantar un dispositivo Stentrode con un procedimiento mínimamente invasivo. El dispositivo ese implanta a través de un vaso sanguíneo en la parte inferior del cuello y se maniobra hacia el cerebro.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios