Evitan que cuerpo de niña termine en fosa común en Tijuana

El cuerpo de una menor que fue nombrada “Dulce”, terminaría en una fosa común, debido a que nadie había reclamado sus restos, por lo que un grupo de tijuanenses se conmovieron y optaron en darle un final menos trágico a la niña.

Hace poco más de tres meses, el cuerpo de la menor fue encontrado dentro de una hielera en la vía pública, sus restos terminarían en una fosa común, pero la comunidad optó en sepultarla en el Panteón Municipal Trece.

El pasado domingo personal de la Semefo y de la Fiscalía General de Justicia del Estado entregaron el cuerpo a Jéssica García, una de las residentes, quien junto con la Casa Hogar Sonrisa de Ángeles recuperaron a la menor de entre 5 y 10 años, para sepultarla.

Esa misma noche organizaron un velorio y despedida, mientras que la religiosa Liliana Camacho, de la Casa Hogar, le cantó antes de ser sepultada.

El cuerpo de la menor fue encontrado el pasado 30 de agosto en la vía pública de Tijuana y tras el peritaje de médicos del Servicio México Forense, se confirmó que la niña tenía signos aparentemente de violencia, debido a una contusión congénita de parálisis cerebral infantil.

El cuerpo de la niña permaneció durante varias semanas en un cuarto frío de Semefo en Tijuana, hasta que los vecinos, a través de redes sociales, pidieron apoyo de la autoridad para reclamar el cuerpo y sepultarlo en un panteón.

Puedes comentar con Facebook