Grupo Xcaret afirma que accidente de adolescente duranguense fue un “error humano”

Tras las diversas reacciones que se han generado por la muerte del menor Leonardo Luna, luego de ser succionado por un filtro de agua en uno de los ríos del Parque Xenses, en la Rivera Maya, el Grupo Xcaret atribuyó lo sucedido a un “error humano”, al omitir la colocación de una tapadera en el atractivo acuático.

Mediante un comunicado, la empresa expresó que en los más de 30 años dedicados a la operación de parques temáticos y con más de 45 millones de personas disfrutando de sus atractivos, “nunca se había suscitado un acontecimiento de esta naturaleza”.

El menor de 13 años y su familia, originarios de Durango, viajaron al Caribe Mexicano para celebrar su recuperación tras haber dado positivo a Covid-19.

Leo, jugando en una de las atracciones, fue succionado por un filtro de agua, lo cual le provocó lesiones graves; posteriormente fue trasladado a una clínica particular en donde lograron estabilizarlo, pero al día siguiente perdió la vida.

El Grupo Xcaret expuso que el río en donde ocurrieron los hechos, es una atracción de flotación que tiene una profundidad de 60 centímetros y, en condiciones habituales, no representan ningún peligro para los visitantes.

Expresó que, sin embargo, “un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente, tras el cual de inmediato se activaron nuestros protocolos de seguridad y paramédicos de planta acudieron al lugar para aplicar los primeros auxilios y trasladar al menor al hospital”, afirmando que en todo momento tanto el menor como la familia, fueron acompañados personal de Xenses y de Grupo Xcaret.

Tras realizar una investigación para determinar las causas de lo sucedido, Grupo Xcaret informó, “pudimos determinar un error humano al realizar unos arreglos no autorizados en la zona del accidente”, afirmando que también se encuentran colaborando con las autoridades para las investigaciones que se desarrollan.

Puedes comentar con Facebook