Guardería repartía gomitas a niños con medicamento para que “durmieran la siesta” Missouri

El Departamento de Educación Primaria y Secundaria de Missouri expresó que una guardería suministró medicamentos desconocidos a un grupo de infantes para que se tranquilizaran y durmieran.

En el informe se comunicó que la estancia infantil obligaba a los menores a dormir sin permiso de sus padres y de forma ilegal al darles medicamentos aparentemente similares a los somníferos.

Las autoridades indicaron que le suspendieron la licencia de cuidado infantil al lugar llamado “Busy Bee Learning Academy” en Linn.

Días antes de que el hecho se hiciera de conocimiento público, la Oficina de Infancia del estado había comenzado una investigación en contra de la estancia por quejas relacionadas al cuidado y seguridad que se brindaba en sus instalaciones.

Luego de que un inspector de cumplimiento y un coordinador de la oficina fueron a investigar la primer queja, expresaron que encontraron dulces en forma de gomitas en las ventanas de la cocina de la guardería, lo que levantó sospechas.

Una de las trabajadoras mencionó que se trataba de dulces de lavanda que en realidad son suplementos hechos a base de hierbas que se les suele repartir a los niños para ayudarlos a dormir cuando era necesario.

Sin embargo, en su confesión reveló que ni las autoridades de la guardería ni los empleados tenían el permiso de los padres para suministrar dichos suplementos.

El equipo de investigación resaltó que no pudieron conocer de qué estaban hechas las gomitas ni el nivel de efecto que puede tener en los niños, ya que el personal de la guardería había tirado los envases originales.

Los investigadores revelaron que la directora de la estancia infantil utilizaba sustancias en polvo en niños que no podían masticar las gomitas, y lo hacía pasar por vitamina D.

Uno de los padres que interpuso la queja comentó que su hijo le llevó una gomina, la cual envío a una farmacia para su investigación y a la oficina del alguacil del condado de Osage.

Otra de las madres relató que tras probar uno de los dulces comenzó a “sentir mucho cansancio”.

El Departamento del Sheriff del Condado de Osage inició una segunda investigación separada por posibles cargos criminales, además analizará cargos por violar varias reglas de seguridad en la guardería, poner en peligro a los menores y por poseer medicamento sin permiso.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios