Huracán Ida inundó más de 200 mil autos en Luisiana

El pasado 29 de agosto el huracán Ida azotó la costa norte del Golfo, tocando tierra en Port Fourchon, Luisiana, en Estados Unidos; las autoridades meteorológicas informaron que se registraron vientos de casi 250 kilómetros por hora, por lo que a los pocos minutos, la devastación del lugar era notable, con lluvia pesada, inundaciones en las zonas metropolitanas, dejando miles de millones de dólares en daños.

Tras el desastre natural, Carfax, una agencia de seguros especializada en automóviles, uno de los rubros más afectados por el huracán, fueron los automóviles.

Se calculan cerca de 212 mil unidades completamente destruidas, ya sea por los vientos, inundaciones o que objetos pesados cayeron sobre los automóviles.

Carfax comentó que una de sus mayores preocupaciones es que la mayoría de los coches dañados estaban en los pisos de venta de las marcas y bodegas, por lo que podrían darles una reparación mínima y volver a ponerlos a la venta como si no hubieran estado inundados.

Hecho que traería problemas a los futuros consumidores, pues no sabrían que están adquiriendo un producto que, a la larga, pudiese darles muchos problemas.

Mediante un comunicado, la agencia de seguros especializada en automóviles comentó que, “este fenómeno es más común de lo que se cree, especialmente en pequeñas agencias que no tienen seguros para este tipo de casos. Solamente les dan una buena limpiada, reparan algunos componentes evidentes y los ponen en el piso de venta de nuevos”.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios