La casa donde fue capturado Ovidio Guzmán quedó destrozada a balazos

En la finca quedaron esparcidos decenas de casquillos y autos deportivos dañados

Con cientos de casquillos esparcidos, además de rastros de sangre, y vehículos blindados con impactos de bala quedó la casa donde fue capturado Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, uno de los hijos de Joaquín “el Chapo” Guzmán.

Cabe mencionar que, el operativo, que dejó 29 muertos, una decena de ellos pertenecientes a las Fuerzas Armadas mexicanas y 19 a los grupos criminales que generaron los disturbios, dejó también unos 30 vehículos rafagueados y quemados que quedaron sobre la carretera tras el enfrentamiento que duró cerca de 10 horas, los cuales hasta este este sábado no se han retirado.

Elementos del Ejército Mexicano continúan realizando inspecciones en la zona.

Tras su captura, Ovidio Guzmán López fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 del Altiplano -conocido también como el penal de Almoloya-, ubicado en Estado de México, donde también estuvo recluido su padre, quien se fugó de ahí en 2015.

Ahí, un juez le dictó prisión preventiva y fijó un plazo de 60 días para que Estados Unidos reúna la información para solicitar la extradición del narcotraficante.

Ahí, un juez le dictó prisión preventiva y fijó un plazo de 60 días para que Estados Unidos reúna la información para solicitar la extradición del narcotraficante.

Además pidió que se le otorguen medicamentos alegando una cirugía y diversas enfermedades que padece.

En tanto, el gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, informó que por instrucciones de López Obrador, y en conjunto con su gobierno y la Sedena, se brindaría ayuda humanitaria a la comunidad de Jesús María.

Puedes comentar con Facebook
Total
15
Shares
Related Posts