“La IA tiene sentimientos”, advierte un ingeniero de Google y es despedido.

Conversaciones, sobre todo, ética y religión, el ingeniero Blake Lemoine, ingeniero en software, fue despedido por el acto de hacer público las conversaciones que tenía con la IA, ya que la empresa lo considero como revelación de secretos industriales. Blake dijo es “sensible” y tiene “sentimientos”, refiriéndose a la IA que vive en los servidores de Google.

 

Blake afirmo, que si alguien no supiera que está hablando con una máquina pensaría que lo está haciendo con un niño de siete u ocho años.

Siendo empleado de la empresa, Blake se ofreció a probar la herramienta llamada LaMDA, que es un proyecto por parte de Google para mejorar la comprensión del lenguaje natural por parte de las IA.

 

En sus charlas con la IA, Blake, ponía distintas situaciones y escenarios a para ver sus respuestas y poder analizarlas, para ver si la IA podría tener un discurso de discriminación u odio.

Después de distintas pruebas con la IA, Blake se dirigió a los ejecutivos planteándole sus conclusiones y sobre todo sus preocupaciones. Pero ante la poca respuesta de los ejecutivos, Blake hizo pública las conversaciones que sostuvo con la LaMDA.

 

Aun así al hacer esto fue despedido de la empresa bajo la excusa de filtrar secretos industriales, pero lo curioso es que no es la primera persona despedida en una situación similar que también levanto preocupaciones similares en el mismo proyecto, y en un comunicado de Google no hay implicaciones éticas ni tecnológicas adversas para el proyecto ni su continuación

“ha revisado las preocupaciones de Blake según nuestros principios de IA y le han informado de que las pruebas no apoyan sus afirmaciones”.

Dijo el equipo de directivos de la empresa.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios