La nieve de la Antártida se volvió roja

Gracias a unas algas microscópicas llamadas “Chlamydomonas nivalis”, la nieve de la Antártida se volvió roja, así lo mostró una imagen captada en Akademik Vernadski.

Los científicos explicaron que sus esporas no temen a las bajas temperaturas y comienzan a crecer con el calor, y es que en la Antártida es verano.

Se detalla que estas algas permanecen en las capas profundas de la nieve en invierno, pero aparecen en superficie para reproducirse cuando hace más calor.

Además del pigmento verde, la clorofila, también hay una capa de caroteno rojo en las células de las algas. Por eso aparecieron manchas rojas en la nieve.

Puedes comentar con Facebook