Luz Truss es la nueva primera ministra de Reino Unido

El Partido Conservador británico eligió a Liz Truss como la nueva líder del partido y sucesora del dimitido Boris Johnson, lo que la convierte en la primera ministra de Reino Unido.

Tras dar a conocer la noticia este lunes, está previsto que el martes Johnson dé su discurso de despedida y notifique su salida como primer ministro a la reina Isabel Y en el castillo de Balmoral, en Escocia.

Posteriormente, Truss se reunirá con la soberana para notificarle su intención de permanecer como la primera ministra.

Debido a una inflación en Reino Unido que podría llegar al 18 por ciento y una preocupación general sobre los altos costos de la energía, la nueva primera ministra no contará con el tradicional período de “luna de miel”, según anticipó el editor político del diario The Independent, Andrew Woodcock.

Mary Elizabeth Truss, nació en Oxford en 1975. Ella misma ha descrito a su padre, un profesor de matemáticas, y a su madre, una enfermera, como gente de izquierda.

La primer ministra vive actualmente en Londres y Norfolk, estudió en la Escuela Roundhay en Leeds y en la Universidad de Oxford, está casada con el contador Hugh O’Leary y tiene dos hijos adolescentes.

Fue coautora del libro Britannia Unchained con otros cuatro parlamentarios conservadores elegidos en 2010.

Bajo el mando de Theresa May, Truss se desempeñó como secretaria de Justicia y posteriormente como secretaria en jefa del Tesoro.

Cuando Boris Johnson se convirtió en primer ministro, Liz pasó a ser secretaria de Comercio Internacional, un trabajo que significaba reunirse con líderes políticos y empresariales mundiales para promover los intereses comerciales de Reino Unido.

En 2021, se trasladó a uno de los puestos de mayor rango del gobierno: secretaria de Relaciones Exteriores.

En este cargo, intentó resolver el espinoso problema del Protocolo de Irlanda del Norte, eliminando partes de un acuerdo entre la UE y el Reino Unido posterior al Brexit, una medida que la UE criticó ferozmente.

También consiguió la liberación de dos ciudadanos británico-iraníes que habían sido arrestados y detenidos en Irán.

Y cuando Rusia invadió Ucrania en febrero, adoptó una línea dura, insistiendo en que todas las fuerzas de Vladimir Putin deberían ser expulsadas del país.

Sin embargo, fue criticada al respaldar a ciudadanos en Reino Unido que querían ir a pelear a UCrania.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios
Total
16
Shares
Related Posts