Pacientes viven desesperación luego de agotarse el oxígeno en Manaos, Brasil

La madrugada del pasado jueves, la psicóloga Thalita Rocha, celebró la mejoría en la situación de salud de su suegra, una mujer de 67 años, quien se encuentra internada en una unidad de salud pública en Manaos, Brasil, por complicaciones de Covid-19.

Sin embargo, horas después, la psicóloga se encontró en medio de una situación que comparó con “el fin del mundo”, luego de que el oxígeno utilizado para ayudar a las personas con dificultades respiratorias se agotó.

El gas es fundamental para el tratamiento de pacientes que, como la suegra de Thalita, desarrollan condiciones graves por causa del Covid-19.

La profesionista expresó que la falta de oxígeno en el hospital provocó momentos aterradores.

Por lo que Thalita, relató que la única alternativa que le quedaba era comprar una botella de oxígeno por su cuenta para ayudar a su suegra.

Cabe resaltar que la escasez de oxígeno hospitalario no es la primera vez que se registra en Manaos.

El gobierno de Amazonas ha revelado que el estado necesitaría actualmente 76 mil 500 metros cúbicos de oxígeno diarios para abastecer a los hospitales públicos y privados de la región ante el aumento de casos de SARS-CoV-2.

 

Puedes comentar con Facebook