Padece maquila más vigilancia

Las autorizaciones para permisos de operación se han desplomado en el último año

Frida Andrade

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La industria maquiladora, que hasta ahora había tenido un crecimiento constante, se enfrenta a nuevas normas y a mayor vigilancia que está llevando al sector a un freno que no se veía desde hace 13 años.

Los establecimientos de este tipo se agrupan en el programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de servicio de Exportación (IMMEX), bajo los cuales se pueden importar temporalmente los bienes para ser utilizados en un proceso industrial o de servicio de exportación, por lo que se les exime el pago del impuesto de importación y valor agregado.

Sin embargo, las autorizaciones para obtener más permisos de operación se han desplomado en el último año.

En 2019 las autorizaciones para pertenecer al programa IMMEX cayeron 46.6 por ciento y solo se reportaron 182 permisos, el nivel más bajo desde 2006, año en que se publicó el decreto de fomento.

En diciembre pasado Grupo REFORMA reveló que algunas empresas que tiene permiso como IMMEX hacían mal uso de esta facilidad al rentar las autorizaciones a otras firmas.  

Incluso se anunciaban en redes sociales.

La Secretaria de Economía realizó cambios drásticos en el otorgamiento de autorizaciones.

Entre los cambios está que antes las subdelegaciones estatales de la Secretaría de Economía tenían la facultad de otorgar esas autorizaciones, pero ahora todo se realiza a nivel federal y desde la Ciudad de México, explicó Ricardo Méndez, líder de consultoría en la firma TLC Asociados.

Recordó que este cambio ocurrió desde junio de 2019.

Aunque el trámite se hace de manera electrónica, actualmente las autorizaciones tardan 15 días hábiles, cuando anteriormente se requerían 10 días, destacó.

Además, las autoridades revisan los documentos y trámites a mayor detalle, por ello el retraso, agregó.

La reducción de autorizaciones también responde a que ahora las empresas que quieran contar con el programa IMMEX tienen que contratar a un corredor o notario para elaborar la fe de hechos que compruebe aspectos como el giro del negocio, existencia de maquinaria, materias primas y personal, entre otros aspectos, refirió.

“Antes la delegación te visitaba y hacia la inspección, pero ahora como no tienen facultades, la empresa contrata al notario o corredor para hacer la fe de hecho”, informó Méndez.

Comentó que este servicio tiene un costo de entre 15 mil y 25 mil pesos, el cual es pagado por la empresa.

Pese a los retrasos, el especialista adelantó que las empresas continuarán tramitando las autorizaciones, pues el programa ofrece atractivos beneficios fiscales que estimulan la actividad de exportación.

Atoran notarios

Entre las razones de la disminución está que debido al tema de austeridad, las autorizaciones para el programa se concentraron a nivel federal, lo que provocó demoras en las autorizaciones, dijo Luis Aguirre, presidente de Index nacional, donde se agrupan las empresas IMMEX.

Pero no todos los notarios cuentan con la experiencia en lo que refiere al proceso productivo de la industria de manufactura, por ello varios trámites fueron rechazados, comentó Aguirre.

“No llenaba todos los requisitos, ni esa fe de hechos que les permitiera a las autoridades de Economía, a nivel central, pues identificar o entender si había suficientes argumentos para poder autorizar un nuevo programa IMMEX”, explicó Aguirre.

Por ahora Index trabaja, en conjunto con la Secretaría de Economía, para asesorar a su membresía sobre cómo hacer la fe de hechos, comentó Aguirre.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios