Papa Francisco autoriza que las mujeres puedan dar la comunión y leer en las misas

El papa Francisco ha autorizado que las mujeres puedan leer la Palabra de Dios, ayudar en el altar durante las misas y distribuir la comunión, sin embargo, no abre al sacerdocio, en un “motu propio” (documento pontificio), el cual introduce cambios en el actual código de Derecho Canónico.

Es decir que el “motu propio” que se revista el documento de San Pablo VI “Ministeria quedam” sólo permitía a los varones recibir los ministerios del Lectorado y el Acolitado. El lector es el encargado de leer la Palabra de Dios en las ceremonias, mientras que el acólito ayuda al diácono y al sacerdote en el altar y se le permite distribuir la comunión, entre otras funciones.

Cabe resaltar que las mujeres ya realizan estos ministerios en lugares donde faltan sacerdotes, en la última asamblea del Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía se había aprobado un punto para que fuese institucionalizada.

El papa escribió en una carta al Prefecto de la Congregación de la Fe, al español Luis Ladaria, que “por estos motivos, me pareció oportuno establecer que pueden ser instituciones como Lectores o Acólitos no solo hombres sino también mujeres, en quienes, a través del discernimiento de los pastores y después de una adecuada preparación, la Iglesia reconoce la firme voluntad de servir fielmente a Dios y al pueblo cristiano”.

Puedes comentar con Facebook