Por pandemia Papa Francisco celebró el Miércoles de Ceniza de manera diferente

Este día el Papa Francisco celebró en la Basílica de San Pedro la misa del Miércoles de Ceniza, con la cual se da inicio al periodo de cuaresma para los católicos. Por la pandemia no se realizó la tradicional procesión en la colina del Aventino y en lugar de colocar la cruz en la frente colocó en la cabeza de los feligreses la ceniza.

El Papa aprovechó para invitar a los fieles a que este tiempo sirva para “verificar las sendas que estamos recorriendo, para volver a encontrar el camino de regreso a casa para redescubrir el vínculo fundamental con Dios”.

Cabe destacar que el rito de la imposición de las cenizas cambió por la actual pandemia del Covid-19. Por tal motivo y atendiendo las indicaciones emitidas por expertos en salud, el Papa se adecuó y dejó caer ceniza en la cabeza de los pocos fieles que asistieron a misa.

Tampoco celebró la procesión desde la iglesia romana de San Anselmo a la cercana basílica de Santa Sabina. Los Ejercicios Espirituales que celebraba junto con la Curia romana en la Casa Divino Maestro de Ariccia, fueron suspendidos.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios