Reabren caso de una mujer que fue torturada hasta la muerte por su esposo y suegros en China

Las autoridades en China reabrieron el casa de una mujer de 22 años, que presuntamente su asesinada por su marido y suegros en la provincia de Shandong.

Fang, estuvo casada durante seis meses, luego de que la familia de su esposo pagara por ella 20 mil dólares, de los cuales, el suegro tuvo que pedir 15 mil prestados.

El matrimonio de Fang fue una tortura, pues su marido y suegros la golpeaban a diario, la hacían pasar hambre y durante el invierno le impedían entrar en el domicilio, por lo que la mujer pasó frío en el exterior del inmueble.

Los malos tratos culminaron el 31 de enero de 2019, cuando la mujer murió como consecuencia de una golpiza que le propinó su marido, según apuntó el informo forense, afirmando que Fang estaba desnutrida en el momento de su muerte.

Cabe resaltar que durante el interrogatorio, los acusados del asesinato afirmaron que Fang tenía un desarrollo mental lento que le impedía realizar las tareas domésticas, y afirmaron que antes del matrimonio, la mujer mantuvo relaciones sexuales con otro hombre y abortó, por lo que no podía tener hijos.

El enero de 2020, la corte condenó a los culpables por malos tratos, aplicando a la sentencia un atenuante por ser familiares de la víctima, tal como señala la legislación china.

El marido de Fang y sus padres recibieron condenas de entre dos y tres años de cárcel, a pesar de que la acusación pedía de cinco a siete años, sin embargo, la condena del marido fue suspendida, por lo que solo entrará a prisión si comete otro crimen.

La condena causó una ola de indignación en la sociedad china, por lo que presentaron una petición para que se reabriera el caso, acusando al sistema judicial.

Ante la reacción social el poder judicial optó por reabrir el caso a partir del próximo 27 de noviembre debido a los defectos de las primeras sentencias.

Puedes comentar con Facebook